10 cosas fascinantes sobre la Luna

Bella imagen de la luna. (Cortesía: Edgar Castro Bathen).

Bella imagen de la luna. (Cortesía: Edgar Castro Bathen).

1. La Luna es el satélite natural de la Tierra. Tiene casi un tercio del diámetro de la misma, lo cual no es usual en el sistema solar. Un caso parecido es el de Plutón y su satélite Charón que guardan una relación similar, por eso los astrónomos han pensado que la Tierra y la Luna forman casi un sistema binario de planetas.  ¿Por qué esto es así?  Al remontarse a los inicios del sistema solar se cree que un cuerpo muy grande chocó con la Tierra y de ese choque surgió la Luna. Podría decirse que fue al azar.

Algunos astrónomos piensan que la tierra y la luna son un sistema binario de planetas. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
Algunos astrónomos piensan que la tierra y la luna son un sistema binario de planetas. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

2. Otro dato interesante de la Luna es que su distancia a la Tierra cambia todos los días, ya que su órbita no es circular sino elíptica, por lo que la distancia crece o disminuye dependiendo de la posición de su órbita alrededor de la Tierra.

Las fases de la Luna han maravillado a la humanidad. (Foto: Fred Espenak/NASA/Cortesía Edgar Castro Bathen)
Las fases de la Luna han maravillado a la humanidad. (Foto: Fred Espenak/NASA/Cortesía Edgar Castro Bathen)

3. Algo que ha fascinado a la humanidad desde los primeros tiempos son las diferentes fases que presenta la Luna, desde cuando se ve pura uñita, que se le llama “Luna tierna” o “Luna temprana” la cual crece llegando a iluminarse a la mitad, en lo que se llama la fase de cuarto creciente. A los siete días cambia hasta estar completamente iluminada, llegando a la “Luna llena”. Luego, a los siete días, vuelve a cambiar a una fase donde sólo se ilumina la mitad inversa y por último entra en la fase de Luna nueva, cuando no hay Luna visible en la noche porque es de día.

4. Eso no es lo único que pasa en la Luna. Como su órbita es una elipse, tiene un punto más cercano y uno más lejano a la Tierra. El primero se llama perigeo y el segundo apogeo. Cuando el perigeo coincide con la Luna llena (cosa que no siempre sucede, se le ha dado en llamar una “Superluna”).

La órbita de la Luna es elíptica. (Foto: Anónima, cortesía Edgar Castro Bathen).
La órbita de la Luna es elíptica. (Foto: Anónima, cortesía Edgar Castro Bathen).

5. Astronómicamente, la Luna no genera mucho interés a los aficionados ni a los astrónomos profesionales, porque muchos creen que no pasa nada allí. Es un cuerpo desolado donde todo permanece igual... O al menos eso se creía cuando no se le había observado con detenimiento. Hoy los escasos astrónomos a quienes fascina la Luna -yo soy uno de ellos– han visto cosas increíbles. Por ejemplo, la foto a continuación muestra un fogonazo en la Luna, tomada por Leon Stuart, el 15 de noviembre de 1953. Fue algo sensacional, que no se mira todos los días. Los astrónomos creen que el fotógrafo captó la caída de un asteroide en ese momento. Así como ese, se han reportado muchos fenómenos que hoy en día los astrónomos denominan Fenómenos Transcientes Lunares.

Esta imagen muestra un fogonazo sobre la Luna, algo muy raro. (Foto: Leon Stuart/Cortesía Edgar Castro Bathen).
Esta imagen muestra un fogonazo sobre la Luna, algo muy raro. (Foto: Leon Stuart/Cortesía Edgar Castro Bathen).

6. Efectos ópticos.  ¿Ha oído que al salir la Luna se ve gigante? Yo mismo lo he experimentado, parece que fuera gigante cuando sale por el horizonte, pero se ha comprobado que esto es sólo una ilusión óptica causada por los objetos, (edificios, montañas, etc.) que hay alrededor.

El tamaño de la Luna es producto de un efecto óptico. (Foto: Sergio Montúfar/Cortesía Edgar Castro Bathen).
El tamaño de la Luna es producto de un efecto óptico. (Foto: Sergio Montúfar/Cortesía Edgar Castro Bathen).

7. Rotación sincrónica. Mucha gente cree que la Luna no rota sobre su eje por el hecho de que presenta la misma cara a la Tierra pero es todo lo contrario, si no rotara sobre su eje presentaría diferentes caras y uno podría ver la parte oculta. Sucede que éste fenómeno es como dos bailarines que se agarran de las manos y giran viéndose la cara. ¿Gira cada uno en torno a su eje?  La respuesta es que sí.

La Luna y la Tierra se mueven como dos bailarinas que siempre se ven las caras. (Foto: Anónima/Cortesía Edgar Castro Bathen)
La Luna y la Tierra se mueven como dos bailarinas que siempre se ven las caras. (Foto: Anónima/Cortesía Edgar Castro Bathen)

8. Casualidad o milagro. El tamaño del disco lunar es casi igual al tamaño del disco solar, esto hace que cuando coinciden se produce un eclipse total de Sol, cubriendo la Luna la parte brillante del Sol y dejando ver únicamente las fulguraciones o grandes llamaradas solares en su orilla, así como la corona solar. Si la Luna estuviera más lejos no podría ocultar el Sol nunca, y si estuviera más cerca lo ocultaría por completo y no podríamos ver nada de esas maravillas. ¿Qué es lo que pasa?  Que el Sol es 400 veces más grande que la Luna pero está 400 veces más lejos y eso provoca esa mágica coincidencia.

El tamaño del disco solar es casi igual al de la Luna. (Foto: Phillippe Duhoux, ESO/Cortesía Edgar Castro Bathen).
El tamaño del disco solar es casi igual al de la Luna. (Foto: Phillippe Duhoux, ESO/Cortesía Edgar Castro Bathen).

9. ¿Ha oído usted que la Luna se aleja de la Tierra ? Puedo confirmar que sí, la Luna se aleja de la Tierra 3.78 centímetros al año y conforme pasen millones de años ya no podrá ocultar el Sol como lo hace ahora. Las generaciones que vivan en ese entonces en el futuro, si las hay, no podrán contemplar eclipses totales de Sol provocados por la luna.

En Guatemala, la Luna se ve maravillosa en el mar o en un lago. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)
En Guatemala, la Luna se ve maravillosa en el mar o en un lago. (Foto: Cortesía Edgar Castro Bathen)

 

10.   ¿Dónde se puede ver mejor la luna en Guatemala?  Es un tema de gusto personal. Un buen  lugar en mi opinión es a la orilla del mar, donde la luna se ve majestuosa, pero también en la cima de un volcán de los muchos que tiene Guatemala, o en un bote en medio de un lago. Es algo celestial, ella se levanta y nos ilumina con su belleza. 

 

13 de junio de 2016, 19:06

cerrar