10 errores muy comunes que debes evitar en la primera cita

Con estos tips ya no habrán citas aburridas. (Foto: Shutterstock)

Con estos tips ya no habrán citas aburridas. (Foto: Shutterstock)

¿Alguna vez te traicionaron los nervios? La primera cita suele ser una odisea para muchas personas; una ocasión donde uno mismo puede sabotearse y ser su peor enemigo. Axe, marca que conoce de cerca esta realidad, te alerta sobre 10 errores que debes evitar para tener un mejor control de ti mismo y salir con la cabeza en alto. 

1. Dar una primera impresión falsa

Quizá sean tres o diez segundos, pero la primera impresión es crítica y difícil de cambiar. Claro que suma puntos arreglarse y ponerse un poco de loción, pero lo más importante es ser uno mismo y mantenerse fiel a su estilo para crear una imagen real y evitar así ser algo que no eres. Mantén tu estilo genuino. 

2. Ir al cine

El ambiente oscuro, la luz tenue del proyector, los asientos cercanos, todo apunta a que el cine es el lugar ideal para la primera cita. Sin embargo, vivirán un momento incómodo que durará por horas. Es recomendable ir al cine cuando se tengan un poco de confianza, o al menos, cuando hayan tenido un primer acercamiento.

3. Insistir cuando te dicen que no

A nadie le gusta una persona que persiste cuando es evidente que no existe interés alguno. Seamos francos, las películas de los ochenta, donde solo los necios triunfan están muy lejos de la realidad. Respeta la decisión y los deseos de los demás. Todos fueron rechazados alguna vez en la vida, no eres el primero, así que no te frustres. Ya llegará alguien para ti.  

4. Ser el típico “Yo-Yo”

Por naturaleza, intentamos realzar nuestros atributos y cualidades cuando salimos con alguien. De esta manera, resulta muy fácil caer en un ciclo vicioso del “Yo-Yo”; una espiral que terminará por aburrir a tu cita y te verás como un narcisista. Esto no quiere decir que no te presentes como alguien confiado o bueno, o que digas las cosas buenas que tienes. Simplemente es una llamada de atención para mantener los pies en la tierra y no exagerar tus particularidades.

 

5. Hablar demasiado de tus padres o sobre tu ex

Es importante decir esto las veces que sea necesario: "NUNCA" hables de tu expareja. Si alguien sale contigo es porque hay un interés en conocerte mejor o quizá por tener algo más, no para ser tu psicóloga personal y escuchar cómo, "María te rompió el corazón". Tampoco para que halagues la comida que hace tu madre. Hay un momento para todo. Por ahora, dedícate a conversar y a escuchar lo que tu acompañante quiere contarte.

6. Ver a todas partes menos a sus ojos

El lenguaje corporal juega un papel muy importante en la percepción que los demás tienen de nosotros, especialmente la mirada, que tiene el poder de transmitir confianza y hacer sentir mejor a la contraparte de la conversación. Entre más consciente estés sobre donde debes fijar los ojos, te verás más nervioso e inseguro. Si tienes dificultad con mantener la mirada, o eres demasiado “chiveado”, relájate. Alterna la vista con el puente de la nariz, las cejas o justo debajo de los ojos de la otra persona mientras mantienes tu rostro siempre en dirección a ella.

 

7. Coquetear sin medida

Flirtear es parte del juego. Establecer contacto físico sutil, sonreír, dar una mirada cautivadora, reírse discretamente de algo en la conversación, etc. Sin embargo, si lo haces demasiado, serás visto como alguien con demasiada presencia, lo cual puede resultar desagradable. Pon detenida atención a cómo reacciona ante tus acercamientos y actúa en base a como ella se sienta más cómoda. 

8. Monopolizar la conversación

Aprende a escuchar. A todos les gusta sentir que la otra persona los entiende, o que muestran interés en aspectos y rasgos de sus vidas. Habla de sus intereses y pregunta para ir más allá de lo superficial. De esta manera evitarás ser el único en la conversación y harás sentir a tu acompañante mucho mejor.

9. Ver tu celular

Esta norma aplica a todo, incluso al mundo fuera de las complejas citas. Cuando estés en la mesa, evita a como de lugar ver tu celular constantemente. Además de ser una falta de respeto, parecerá que no estas del todo en la realidad, que eres pesado y que te importa más la conversación en tu móvil que la que tienes frente a ti. Si debes contestar por el trabajo o familia, hazle saber tus motivos, pero te recomendamos usarlo después o cuando la otra persona se dirija al baño. 

10. Elegir tu comida sin cuidado

Quizá debas pensar dos veces antes de pedir esos camarones al ajillo. Pedir comidas muy condimentadas que seguro te dejarán oloroso no es muy buena idea. Evita también los platillos difíciles de comer, porque no hay forma de verse bien comiendo spaghetti.

Solamente asegúrate de no caer en estas situaciones, ¡todo lo demás está permitido! 

05 de octubre de 2016, 10:10

cerrar