Una fiesta se convierte en tragedia y deja 14 adolescentes heridos

Lo que parecía una noche de sano entretenimiento en la casa de una adolescente en la ciudad de Bakesfield, Estados Unidos, terminó siendo una noche trágica para los asistentes a una fiesta.

Los padres de Ray Pruitt dieron permiso a la adolescente para realizar una fiesta en su casa, por lo que la joven promocionó la misma en sus redes sociales, sin imaginar que su evento se convertiría en una tragedia.

Tras la convocatoria, alrededor de 150 personas llegaron a la vivienda de los que muchos de ellos eran desconocidos. Aparentemente, hubo un conflicto verbal entre dos grupos y cuando la situación se descontroló los padres terminaron la fiesta.

Tiempo después, cuando los asistentes se concentraban en la calle frente a la casa, tres jóvenes que habían sido echados de la fiesta llegaron caminando y comenzaron a disparar.

  • LEE TAMBIÉN:

Pruitt describió a los atacantes como afroamericanos de entre 16 y 19 años, ninguno de los cuales pudo ser arrestado.

En un momento, gente que no había sido invitada a la fiesta empezó a aparecer
Ray Pruitt
, organizadora de la fiesta.

La mayoría de los heridos eran menores de edad, quienes fueron heridos en brazos y piernas, pero se espera que dos jóvenes en estado crítico sobrevivan.

  • POR SI NO LO VISTE: 

Las autoridades consideran que el ataque puede tener relación con pandilleros de la zona. Baskersfield ha sido testigo de 50 tiroteos violentos desde abril.

*Con información de Infobae

17 de julio de 2016, 18:07

cerrar