¡Quince años! Ya perdimos la inocencia

Red Azul, una de las agencias de publicidad del país que evoluciona junto a sus clientes, este mayo cumple 15 años y para celebrarlo Soy502 entrevistó a Sergio Marroquín, gerente general y a Jorge Pérez "El Brother", director creativo.

Fue una conversación fluida y entretenida. Aquí te mostramos extractos de sus respuestas:

Acerca de la historia de Red Azul:

Sergio: En todos estos años nos hemos caído y levantando, pero eso nos ha hecho madurar. Hemos crecido y nos hemos vuelto más fuertes, ágiles, orgánicos y creativos... hasta ya nos voltean a ver las patojas (ríe).

El Brother: Empezamos en una casa en zona 9, que ya ni existe, con cuatro personas. Luego de reinventarnos, somos 22 personas con operaciones en Centroamérica, quienes nos arremangamos para trabajar al lado de nuestros clientes.  

¿Qué los distingue de las demás agencias de publicidad?

Sergio: Nos basamos en la razón/pasión. Rojo y azul para nosotros significa creatividad y estrategia.

El Brother: Sabemos que la creatividad es muy importante, pero esto es un negocio, las cosas pueden ser bonitas pero principalmente deben ser funcionales. Así son nuestros trabajos: con corazón y cerebro.

Sergio: Hemos visto crecer a otras empresas, en el proceso siempre nos volvemos sus amigos.

El Brother: Debemos cumplir con los objetivos de rigor que implica cualquier campaña, pero también tratamos de lograr algo que sobrepasa al cliente y a nosotros mismos: impactar a la gente.

¿Cómo seduce Red Azul a sus clientes?

Sergio: Creemos en el amor a primera vista y usamos nuestros encantos (trabajos) para hacer que nuestros clientes se enamoren de nosotros a primera vista. 

Si Red Azul fuera una persona, ¿cómo la describirían?

Ambos: Red Azul es una persona joven, disciplinada, comprometida, deportista, sociable, creativa, dinámica, versátil, casual, seria... pero no formal. Si fuera hombre vestiría casual de azul, si fuera mujer usaría vestido rojo. 

¿Alguna anécdota divertida que recuerden?

Sergio: Para un evento de navidad, el proveedor nos quedó mal, así que tuvimos que solucionar a última hora y realizar nosotros mismos ¡todo!... Nos pusimos gabacha y a conseguir todo, paramos vendiendo chuchitos y ponche.

Ambos hablaron entusiasmados acerca de su segundo hogar, se sienten orgullosos de estar allí y ver cómo ayudan a sus amigos (clientes) a crecer junto con ellos. Red Azul también es miembro de la UGAP y espera seguir cumpliendo muchos años más y conocer nuevas "amistades".

29 de abril de 2016, 17:04

cerrar