5 razones por las que no has tomado el control de tus finanzas

¿Quieres alcanzar tus metas financieras? Reflexiona sobre tu relación con el dinero. (Foto: Shutterstock)

¿Quieres alcanzar tus metas financieras? Reflexiona sobre tu relación con el dinero. (Foto: Shutterstock)

Vamos a la mitad del 2017 y si eres como el 80% de la población mundial, las resoluciones que hiciste el 31 de diciembre del 2016 ya son cosa del pasado. Sin embargo aún estás a tiempo de cumplir tus metas de este año. 

Todos tus sueños y proyectos de vida requieren dinero y si mientras lees esto no sabes cuánto has ahorrado ni cuánto has gastado en 2017, estás fuera de control financiero.  

Si escuchar “finanzas personales” te ahuyenta, es probablemente por estas cinco razones. 

  1. Te enseñaron a ahorrar y no a invertir

Henry Ford, el fundador de la marca de carros que hace la Ford Explorer, escribió en su autobiografía en 1922: 

“Ser frugal todo el tiempo es un derroche; es una pérdida de los jugosos días de vida. Existen dos tipos de derroche: la del hijo pródigo que lo derrocha todo en una vida desordenada y la del haragán que permite que sus talentos y esencia se pudran. El economizador rígido es tan similar al haragán. No 'ahorras' cuando te limitas a ti mismo de ser más productivo. Al hacer esto le robas a tu mejor capital: Tú mismo te reduces el valor de la inversión que la naturaleza te dio.”

 Ahorrar sin propósito es tan inútil como gastar por gastar. 

 2. Crees que todos están bien, excepto tú

La sociedad en la que vivimos nos permite ir por las calles y ver a alguien manejando un carro de lujo pero endeudado hasta el copete, o alguien caminando que es dueño de varias propiedades de gran valor o tiene cientos de miles en el banco. 

La complicación de hoy es que ya no tienes que salir a la calle para ver esto, pues llevas en tu propia mano esa ventana a la mejor portada de otros, gracias a Facebook e Instagram. 

Según Rachel Cruze, autora del libro Love Your Life Not Theirs, “el compararte con otros no solo te roba el gozo, se roba tu salario.”

3. Piensas que nunca te van a salir canas

Las finanzas personales son como la muerte: sabemos que hay que tocar el tema pero siempre hay un después. 

El problema es que cada año que pasa sin ser el piloto de tu dinero, es un año que cuando llegues a los 60 y 70 te va a salir muy caro. 

Si bien la publicidad nos vende hasta por los oídos formas de no envejecer, con el dinero no hay forma instantánea de prosperar. Cuando las han habido, usualmente huelen a fraude. 

4. No te ves como una empresa

¿Qué sucede si una empresa no lleva su contabilidad a cabalidad? La verdad es que no quiebra inmediatamente pero sí, eventualmente. 

¿Qué sucede con una persona? Exactamente lo mismo. 

La razón por la que la empresa logra seguir creciendo es porque lleva un estricto control de sus entradas y salidas de dinero. Solo gasta su dinero en rubros que le permiten crecer. 

5. Ves al presupuesto como un freno 

El presupuesto es un permiso para gastar que tú autorizas cada mes. 

El hombre más rico de Babilonia, Arkad, le dijo a su pueblo sin tecnología hace miles de años: “Como la luz brillante en una cueva oscura, el presupuesto os muestra los agujeros de vuestra bolsa y os permite taparlos y controlar los gastos en función de metas definidas y más satisfactorias.”

Acción de la semana: Habla con un par de amigos sobre finanzas personales y nota el efecto que esta conversación tiene. Si ves que es incómoda, es tiempo de abrir tu mente a este tema que afecta cada aspecto de tu vida. 

20 de junio de 2017, 08:06

cerrar