Las siete tareas pendientes en las políticas de seguridad alimentaria

La sequía es uno de los factores variables que el Gobierno debe contemplar en sus políticas de seguridad alimentaria. (Foto Wilder López/Soy502)

La sequía es uno de los factores variables que el Gobierno debe contemplar en sus políticas de seguridad alimentaria. (Foto Wilder López/Soy502)

El país aún enfrenta grandes retos para acabar con la desnutrición, señala un informe elaborado por la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) y la Oficina de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), que enumera en siete puntos, los hallazgos de un análisis de las políticas públicas que abordan la seguridad alimentaria.

El documento que contiene los resultados de la observancia en 19 municipios de destaca que, a pesar de la implementación de programas dedicados a la alimentación como el Plan Hambre 0 (PH0), el país, con un índice de 49.8 por ciento, se posiciona como el que tiene el mayor nivel de desnutrición crónica infantil en la región.

Clientelismo político

La afinidad política es uno de los factores que condiciona las acciones del PH0, ya que las Comisiones Municipales de Seguridad Alimentaria y Nutricional, (COMUSAN) están a cargo de los alcaldes, quienes las utilizan con fines electorales, según lo denunciado por pobladores de algunas localidades.

Monocultivos

El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) alertó, en su informe de mayo 2015, un incremento en la superficie agrícola dedicada a los cultivos permanentes. En los últimos 10 años, los monocultivos han crecido un 40 por ciento, lo que reduce significativamente la tierra para la siembra de alimentos de subsistencia. 

 La palma africana es uno de los monocultivos que más terreno ha ganado en el territorio nacional. (Foto: CPR-Urbana)
La palma africana es uno de los monocultivos que más terreno ha ganado en el territorio nacional. (Foto: CPR-Urbana)

Limitación de cobertura

El PH0 carece de una cobertura universal, ya que aunque la desnutrición es un problema de país, este ha sido focalizado en 166 municipios con mayor prevalencia, destacan los defensores de los derechos humanos, quienes consideran que este también debería abarcar todas las edades, dando prioridad a las que atiende actualmente. 

Atención a población vulnerable

El informe resalta la labor de los Centros de Recuperación Nutricional (CRN) en la atención de los niños afectados por la desnutrición es trascendental; sin embargo, únicamente se cuenta con 16 a nivel nacional por la falta de financiamiento. 

Carencias en servicios de salud

La Defensoría del Pueblo advirtió la no existencia de una estrategia unificada para ejecutar la institucionalización de los servicios de salud en el primer nivel, como el Programa de Extensión de Cobertura (PEC), lo que aumenta el riesgo a la población propensa a la inseguridad alimentaria y la incidencia de desnutrición aguda.

Extensión y tecnificación agrícola

La PDH resalta que se haya retomado la implementación de extensionistas agrícolas como parte del Programa de Agricultura Familiar y Fomento a la Economía Campesina (PAFFEC) pero considera que la asignación de un número en todas las localidades no es la mejor medida, ya que debería ser acorde a la población.

Los extensionistas deben trabajar de la mano con los promotores agrícolas para lograr una mejora en la producción. (Foto Maga)
Los extensionistas deben trabajar de la mano con los promotores agrícolas para lograr una mejora en la producción. (Foto Maga)

En este punto también se destaca la priorización que el Ministerio de Agricultura hace al programa de fertilizantes, “el cual dista mucho de poder generar una independencia en el proceso de producción y además ha sido criticados por los efectos que pueda tener”.

Enfoque de derechos humanos

Las políticas públicas que atienden el tema de la alimentación deberían contar con un enfoque de derechos humanos, por lo que la PDH y Oacnudh propone un listado de elementos que no pueden faltar en estas.

24 de octubre de 2015, 13:10

cerrar