Las nueve actividades que Meghan Markle ya no debe hacer como realeza

Meghan Markle tendrá que regirse a las leyes de su nueva familia. (Foto: AFP) 

Meghan Markle tendrá que regirse a las leyes de su nueva familia. (Foto: AFP) 

Luego del enlace de Meghan Markle con el príncipe Harry el pasado 19 de mayo, muchos aspectos cambiarán en la vida de ella. 

Además de unirse a uno de los solteros más codiciados del mundo, la exactriz de 36 años se convirtió en parte de los Windsor, la monarquía más poderosa y mediática del planeta. 

La rutina de Markle cambió para siempre y estas son las actividades que tuvo que sacrificar para acompañar a su esposo por el duro mundo de la familia real: 

1. Actuar

La duquesa confesó que desde niña quería ser actriz y no fue fácil conseguir una carrera exitosa, pues primero fue azafata, hizo anuncios y apareció en películas menores, además de papeles pequeños de apenas tres palabras. Su oportunidad llegó con Suits, programa en el que logró protagonismo por seis temporadas.

Sin embargo, Meghan ya no podrá volver a esta actividad, así que los sueños de un Oscar quedaron atrás. 

 

2. Votar

Markle no es ciudadana británica y tendrá que pasar un proceso largo y engorroso para serlo. Aunque forme parte del país, no podrá votar en él. Según la web del Parlamento del Reino Unido, "no está prohibido por ley que la familia real vote, pero se considera inconstitucional". 

 

3. Llegar tarde, decidir cuándo comer, cuándo levantarse de la mesa o a qué hora irse a la cama

Aquí mandan las costumbres de la reina y ella es la última o la primera en todo. Siempre que esté presente, nadie puede entrar en un sitio después que ella, a no ser que se trate de un acto excepcional, como una boda.

La reina siempre será la primera en ir a la cama y a la mesa, por lo que Meghan y los demás tendrán que esperar a que la monarca coma para empezar.

 

 

4. Tener blogs o redes sociales

Markle es aficionada al Tignanello, un vino italiano que le dio el nombre a su blog: The Tig. La exactriz hablaba de viajes, gastronomía, estilo de vida o sus acciones solidarias. Sin embargo, tuvo que cerrarlo en abril de 2017 luego de que su relación con el príncipe Harry salió a luz. 

En enero de 2018, se acabaron sus fotos y comentarios en Twitter, Facebook o Instagram. Ahora toda su actividad la llevarán las cuentas oficiales de la familia real o el Palacio de Kensington. 

 

5. Tomarse selfies

Si a la reina no le gusta, eso no se hace. Esa la regla que sigue la casa real británica. Matthew Barzun, exembajador de EE. UU. en el Reino Unido, dijo a medios británicos que a Isabel II no le gustan las selfies. Además, contó que a la reina le gusta saludar a las personas y tener conversaciones con ellas en los eventos a los que acude. 

 

6. Pintarse las uñas de colores fuertes

La duquesa complació a la reina Isabel II y llevó su color de uñas favorito: el Ballet Slippers de la marca Essie. Es un tono rosado pálido muy delicado y clásico. Este color es permitido, mas no los tonos fuertes. 

Color de uñas permitido por la reina. (Foto: Flickr)
Color de uñas permitido por la reina. (Foto: Flickr)

7. Llevar zapatos de tacón corrido

Poco después de casarse con el príncipe William, Kate Middleton usaba estos zapatos, pero dejó de hacerlo.

 

8. Llevar faldas cortas, cruzar las piernas o llevarlas al aire sin medias

Las mujeres de la familia real no deben llevar las piernas al aire por protocolo, siempre deben vestir medias, aunque sean transparentes, y no pueden cruzar las piernas, para evitar que se vea más piel. Recato mucho recato. 

 

 

 

9. Firmar autógrafos

En sus primeros actos junto a su prometido, Meghan se acercaba, se tomaba fotos con la multitud y daba autógrafos. Esto se acabó, pues la familia británica no tiene permitido regalar firmas, ya que estas pueden ser copiadas y vendidas en el mercado por una buena suma de dinero. De hecho, si escriben en un libro de firmas, suelen usar solo su nombre de pila. 

 

 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

* Con información de el País

23 de mayo de 2018, 13:05

cerrar