El abogado que hipnotizó a sus clientas para luego abusar de ellas

El abogado Michael Fine fue sentenciado a 12 años de prisión por violar a una clienta luego de hipnotizarla. (Foto: Infobae)

El abogado Michael Fine fue sentenciado a 12 años de prisión por violar a una clienta luego de hipnotizarla. (Foto: Infobae)

El abogado Michael W. Fine de 59 años, fue sentenciado a 12 años de prisión en Shieffield Village, en Ohio, Estados Unidos, luego de haber aceptado que hipnotizó a seis de sus clientas para luego abusar de ellas.

Una de sus victímas denunció que en varias ocasiones, luego de visitar a Fine para tratar un asunto relacionado a su divorcio, notó que su ropa interior estaba desajustada y que la zona cercana a su intimidad estaba mojada o húmeda, lo cual levantó sospechas de la mujer, por lo que decidió hacerlo del conocimiento de las autoridades.

  • POR SI NO LO VISTE:

Ante la denuncia, las autoridades le recomendaron a la mujer grabar el próximo encuentro con su abogado, por lo que tras una reunión en particular, se fue con la misma sensación, pero sólo recordaba haber hablado sobre "asuntos legales". 

Al llegar a su residencia, la víctima decidió escuchar la grabación donde se dio cuenta que sostuvo una "discusión altamente sexual" con Fine, sin percatarse realmente de ello.

La mujer no recordaba nada de eso, por lo que volvió al Departamento de Policía, donde un oficial escuchó la grabación y le sugirió que cancelara su próxima cita legal.

La Oficina del Fiscal del Condado decidió que la mujer llevara un micrófono y una cámara oculta para grabar su siguiente encuentro con Fine. Casi inmediamente que la reunión comenzó, el abogado "puso en trance a la mujer" y comenzó a hablar en términos sexuales explícitos, algunos de los cuales sonaban como reglas. Ese día, un nuevo abuso fue evitado, ya que las autoridades capturaron al abogado.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Según otro de los testimonios en poder de la Fiscalía, una mujer que tuvo una experiencia similar, dio a conocer que en su primera reunión con Fine, este hizo comentarios sobre su aspecto físico. También le preguntó si sentía que sus brazos estaban "livianos" y le dijo que se "enfocara en su voz mientras contaba regresivamente", por lo que la mujer creyó que Fine quería hipnotizarla.

Fine admitió usar su familiaridad con la hipnosis para controlar a seis mujeres y forzarlas a tener intimidad en contra de su voluntad, lo cual fue determinante para que el lunes recién pasado fuera condenado a guardar prisión.

*Con información de Infobae

15 de noviembre de 2016, 15:11

cerrar