Adolescente siria que escapó nadando de la guerra irá a Río 2016

La natación le salvó la vida a la adolescente siria Yusra Mardini también le abrió las puertas a las Olimpiadas de Río 2016.

Yusra no sólo se salvó a sí misma, sino a 20 personas más que intentaban huir de la guerra en una precaria embarcación. Su hazaña llamó la atención mundial y por ello, fue electa por el Comité Olímpico Internacional para llevar la bandera del equipo de refugiados que competirá en Río 2016.

La travesía de Yusra hacia Río de Janeiro empezó en el mar Egeo, cuado el bote inflable se detuvo en medio de las olas. Yusra recordó la cuenta que había hecho un rato antes, al zarpar de la costa turca. Había lugar para siete u ocho personas, pero con ella y su hermana Sarah, los pasajeros de la embarcación sumaban más de 20.

Yusra Mardini y su hermana Sarah en la piscina de entrenamientos en Alemania. (Foto: Deutschland-berlin)
Yusra Mardini y su hermana Sarah en la piscina de entrenamientos en Alemania. (Foto: Deutschland-berlin)

Hacía un mes que las dos hermanas habían salido de Damasco. Luego de pasar por Beirut y Estambul, lograron que un traficante de personas les reservara dos lugares en un bote que no prometía mucho. El viaje hasta la orilla griega -la puerta de ingreso a la Unión Europea- debía durar 45 minutos, según les habían dicho. Pero el motor no había aguantado ni media hora y para colmo las olas empezaban a inundar el interior.

Los bolsos volaron por la borda para quitar peso, pero el agua seguía acumulándose. La noche de septiembre empezaba a caer, y dos pasajeros saltaron del bote a ver si servía de algo. "Yo soy nadadora", dijo entonces Yusra -de 17 años, ex integrante del equipo nacional sirio- y saltó detrás de ellos.

Yusra Mardini y su hermana mayor salvaron su vida después de nadar por el mar Egeo huyendo de la guerra en Siria. (Foto: globoesporte)
Yusra Mardini y su hermana mayor salvaron su vida después de nadar por el mar Egeo huyendo de la guerra en Siria. (Foto: globoesporte)

El mar era frío, notó enseguida, y vio que también saltaba Sarah, tres años mayor que ella. La costa griega estaba lejos aún, pero ambas sabían que podían alcanzarla. Habían nadado toda la vida. Pero les angustió qué pasaría con los otros compañeros de viaje. Sin perder tiempo, Yusra agarró una cuerda y empezó a bracear como pudo mientras tiraba del bote, al igual que su hermana y los otros dos jóvenes.

Nadaron durante tres horas y llegaron a la costa de Lesbos. Tierra firme. Todos a salvo.

Sueño olímpico

Cuando el Comité Olímpico Internacional anunció días atrás que Yusra sería la abanderada del equipo integrado por refugiados que competirá en Río 2016, ella misma se ganó un lugar en los muros Facebook de miles de personas.

"Con la natación quiero llegar a los Juegos Olímpicos", había dicho a fines de 2015, mientras entrenaba en el Spandau 04, el club de Berlín que aceptó ayudarla desde principios de octubre.

Yusra Mardini competirá bajo la bandera olímpica en Río 2016. (Foto: COI)
Yusra Mardini competirá bajo la bandera olímpica en Río 2016. (Foto: COI)

Al llegar a la capital alemana después de cruzar a pie Macedonia, Serbia, Hungría y Austria, ella había llenado un formulario en un centro de refugiados. Entre sus habilidades, escribió: "Nadar". Una colaboradora de ese refugio, hizo el contacto con el club.

Yusra y su entrenador, Sven Spannekrebs, contaron en febrero a la Deutsche Welle que tenían la mira puesta en Tokio 2020. Pero el COI confirmó poco después que la meta para esta iniciativa era Río, y trascendió que la chica de los ojos negros encabezaría la delegación de atletas con el status de refugiados de las Naciones Unidas.

Desde entonces, y más allá del debate sobre si esta idea es una acción de puro marketing humanitario o un llamado de atención genuino del olimpismo internacional, su caso despertó el interés de todo el mundo. Michael Schirp, encargado de prensa de la Confederación de Deportes Olímpicos de Alemania, contó a LA NACION que el tema los ha desbordado: tuvieron que organizar un evento en Berlín para el próximo 18 de marzo, para que Yusra y su profesor reciban al mismo tiempo a los cientos de medios de todo el mundo que quieren hablar con la joven heroína.

*Tomado de la NACIÓN

 

09 de marzo de 2016, 18:03

cerrar