Su madre la sacó del país por las maras, pero fue asesinada en EE. UU.

María Reyes muestra el vestido de 15 años que usaría su hija Damaris. (Foto: The Washington Post) 

María Reyes muestra el vestido de 15 años que usaría su hija Damaris. (Foto: The Washington Post) 

María Reyes emigró de El Salvador y luego mandó a buscar a su hija para salvarla de la violencia pandillera, pero las maras la mataron en Washington. Esta es su historia. 

María Reyes llegó a Maryland en 2005 desde San Vicente, en El Salvador, por miedo a que la Mara Salvatrucha (MS-13) se vengara de ella. Había visto cómo los pandilleros atacaban un autobús y había cooperado con la policía.

Desde esa noche que salió a escondidas —cruzó la frontera de México y los Estados Unidos y caminó por el desierto durante seis días— se dedicó a ahorrar dinero para mandar a buscar a su hija y sacarla de la violencia. 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Pero la MS-13 también existe en Maryland y Virginia, en el área metropolitana de Washington D. C. Y como si se arrogase la representación del destino, la pandilla asesinó a la adolescente en enero.

Damaris con su mamá. (Foto: The Washington Post)
Damaris con su mamá. (Foto: The Washington Post)

El cuerpo de Damaris Reyes Rivas, de 15 años, apareció el 11 de febrero en un edificio industrial de Springfield, Virginia. Llevaba algo más de un mes muerta. Su madre había denunciado su desaparición de la casa familiar en Gaithersburg, Maryland, poco antes de la Navidad.

La policía del condado de Fairfax acusó a seis menores y cuatro adultos y el homicidio se consideró un caso de violencia pandillera al igual que el de otra adolescente de 17 años desaparecida. "Una señal aleccionadora sobre el resurgimiento de la MS-13 en la región de Washington", interpretó Michael Miller en The Washington Post, donde se publicó la historia original. 

* Tomado de Infobae. Historia original de The Washington Post 

26 de marzo de 2017, 18:03

cerrar