La historia del empleado presionado para agilizar el contrato

El exempleado de AMSA declaró como testigo del caso. (Foto: archivo/Soy502)

El exempleado de AMSA declaró como testigo del caso. (Foto: archivo/Soy502)

Haroldo Antonio de León Catalán era trabajador de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y el Lago de Amatitlán (AMSA) cuando se compró el "agua mágica". Según su testimonio, fue presionado para agilizar la contratación y perdió su trabajo cuando surgió el escándalo. 

"La licenciada Sandra Nineth García España (exdirectora administrativa y ahora sindicada) me dijo: 'Nuestros trabajos están en riesgo y nos pueden despedir por esto en cualquier momento, te encargo que les prestes atención a los eventos (el proceso en Guatecompras). Lleva bien los tiempos, porque si no, nos van a despedir", declaró De Léon Catalán durante el juicio contra Roxana Baldetti y otros doce acusados. 

  • LEE TAMBIÉN:

El hombre es uno de los testigos de la fiscalía, pues era el encargado de los procesos de contratación a través del portal Guatecompras.

El 30 de abril de 2015, De León Catalán fue despedido sin que le explicaran el motivo. "Pregunté por qué, pero no me respondieron, ni siquiera fue el director ni el de recursos humanos quien me informó, sino una asistente", contó. 

En esa fecha aumentaban las publicaciones de prensa contra el contrato irregular que representaría un desembolso total de 137 millones de quetzales.

  • ADEMÁS:

De León Catalán agregó que la mayoría de personas que laboraban en el área administrativa fue despedida. "Prácticamente era yo el único que me estaba quedando del grupo", explicó. 

El exempleado de AMSA también relató cómo se benefició a la empresa israelí M. Tarcic Engineering por medio de la contratación electrónica. Dejó entrever que las bases del concurso fueron realizadas para favorecer directamente a esta compañía.

10 de agosto de 2018, 10:08

cerrar