El vendedor de helados de 90 años podrá dejar de trabajar

Hace algunas semanas la historia de don Fidencio, un hombre de 90 años que se dedica a vender helados en las calles de Chicago, Estados Unidos, quien no podía jubilarse por no contar con recursos económicos , conmovió a la sociedad.

Un vecino al conocer su situación tuvo la idea de iniciar una campaña a través de “GoFundme” la cual esperaba recaudar tres mil dólares, sin embargo, para sorpresa de todos se recaudaron 380 mil dólares. Para hacer la entrega a don Fidencio, se organizó una conferencia de prensa en "Paletas Poncho", lugar donde carga su carreta con 300 helados.

Al recibir la noticia don Fidencio declaró que ese dinero lo usará para su retiro que disfrutará en la ciudad de Chicago y no en México como en principio lo pensó.

“No da para trabajar más…cada día me canso más y ya no me da el cuerpo…Dios nos jubiló, los ángeles que Dios nos pusieron acá en la tierra y nos ayudaron”, dijo.

Hace unos meses el vendedor de helados y su esposa perdieron a su única hija quien los ayudaba.

La suerte cambio para la pareja originaria de Tepalcingo, Morelos cuando Joel Cervantes, quien por medio de una fotografía conmovió los corazones de más de 17 mil personas de 52 países diferentes, aportaron diferentes cantidades. Ahora, la pareja recibirá ayuda para manejar de una mejor manera lo recaudado.

*Con información de LauraG

23 de septiembre de 2016, 17:09

cerrar