Ajusta tu reloj biológico y aprovecha tus mañanas

Los problemas para levantarse en la mañana pueden arreglarse ajustando tu reloj biológico. (Foto: Pinterest)

Los problemas para levantarse en la mañana pueden arreglarse ajustando tu reloj biológico. (Foto: Pinterest)

Te ha pasado que es casi imposible levantarte por las mañanas, el despertador suena más de una vez y lo apagas pero sientes que no puedes dejar la cama, a muchos nos pasa y todos los días, no es solo porque hayas tenido una mala noche o porque seas perezoso , los científicos después de varios estudios han demostrado que se debe a nuestro reloj biológico, de hecho sólo un grupo reducido de personas logra levantarse sin intermediarios.

El reloj biológico es controlado por  una parte del cerebro llamada núcleo supraquiasmático, el problema es que estos ritmos naturales pre establecidos en tu cuerpo no siempre se alinean con tus horarios de trabajo o estudio.

Las personas que tienen problemas para levantarse de la cama puede que padezcan una condición conocida como retraso de fase o síndrome de la fase del sueño retrasada, esta alteración se caracteriza por un retraso del sueño  por lo que cuesta conciliar el sueño, lo logran hasta altas horas de la noche o madrugada  y despiertan muy cansados o necesitan dormir hasta medio día para sentirse realmente descansados.

(Foto: Pinterest)
(Foto: Pinterest)

Sin embargo es posible ajustar el reloj biológico cambiando algunos hábitos, esto puede ayudarte a aprovechar mejor tu día y a vivir de manera más saludable.

Existen diversos estudios que han comprobado los beneficios de aprovechar las horas de la mañana, por ejemplo se es más proactivo y productivo,   ayuda a tener mejor humor.

Estos son algunos consejos para ajustar tu reloj biológico y que puedas aprovechar los innumerables beneficios de la mañana.

Establece un horario para dormir

Levantarse temprano no es sinónimo de menos horas de sueño, sólo consiste en cambiar algunos hábitos y asegurarse de dormir siete u ocho horas diarias.

Lo más recomendable es modificar el horario gradualmente, puedes empezar por acostarte 15 minutos más temprano cada semana y poner el despertador  en un lugar diferente a lo habitual.

Los hábitos deben  mantenerse aún en el fin de semana de lo contrario nuevamente estas afectando tu reloj biológico.

(Foto: Pinterest)
(Foto: Pinterest)

Propiciar el descanso

Asegúrate que todas las condiciones de tu entorno ayuden a tener un mejor descanso, una habitación fresca y tranquila, evita el alcohol y la cafeína en horas previas a acostarte y muy importante apagar la luz y la televisión para tener un verdadero descanso.

(Foto: Pinterest)
(Foto: Pinterest)

Establecer metas

Piensa que puedes lograr si te levantas más temprano, para aprovechar mejor tu tiempo y para encontrar la motivación para hacer este cambio.

(Foto: Pinterest)
(Foto: Pinterest)

Usa el sol a tu favor 

Recibir luz brillante durante las primeras horas de la mañana ayuda a adaptar tu reloj biológico, lo ideal es abrir las cortinas o dar  un paseo cuando este saliendo el sol. Puedes combinarlo con ejercicio que te hará sentir lleno de energía.

(Foto: Pinterest)
(Foto: Pinterest)

Evalúa resultados

 Después de dos semanas de haber cambiado tus hábitos has una revisión de cómo ha cambiado tu vida cotidiana, si te sientes más enérgico o cansado, si sientes que tienes más tiempo para las actividades que te gustan luego realiza los cambios que te ayuden a mejorar positivamente.

 

 

01 de marzo de 2014, 13:03

cerrar