El Atlético busca ante el Bayern la venganza por la final de 1974

El Atlético quiere hacer historia tras haber derrotado al Barcelona en cuartos de final. (Foto: eurosport.es)

El Atlético quiere hacer historia tras haber derrotado al Barcelona en cuartos de final. (Foto: eurosport.es)

El Atlético de Madrid, que ha quedado emparejado con el Bayern Múnich alemán en las semifinales de la Liga de Campeones, buscará vengar ante los alemanes la derrota que el club bávaro le infringió en la final de la Copa de Europa de 1974, en un duelo interesante también por lo táctico con el duelo Simeone-Guardiola, y con polémica.

Tendremos un rival muy fuerte. El Atlético se ha convertido en un muy buen equipo en los últimos años y con su entrenador Diego Simeone está siempre bien preparado
Xabi Alonso
, jugador del Bayern
El duelo contra el Bayern, campeón del torneo en cinco ocasiones (1974, 1975, 1976, 2001 y 2013), supone un desafío formidable para el conjunto que dirige el argentino Diego Simeone, que se las verá contra la escuadra que entrena el técnico español Pep Guardiola, pero que evita de esta forma al Real Madrid, el rival que no deseaban los rojiblancos.

Un encuentro que para los rojiblancos representa la oportunidad de llevar a cabo una venganza histórica, la de la final que perdieron contra el poderoso conjunto alemán hace 41 años, en el estadio Heysel de Bruselas en la temporada 1973-74.

En su primera final en el torneo, aquel 15 de mayo de 1974 de triste recuerdo para jugadores y afición rojiblanca, el Atlético tuvo el título en su mano. En el último suspiro de la prórroga, cuando el conjunto rojiblanco mandaba en el marcador desde el minuto 114 con un golazo de falta directa del legendario Luis Aragonés, se escapó el triunfo con un tiro lejano de Hans-Georg Schwarzenbeck, que batió a Miguel Reina.

La opción de vengar a Luis Aragonés, Adelardo, Gárate, Ufarte, Irureta, Reina y compañía pasa para el Atlético por frenar a la formidable delantera del conjunto bávaro, con el polaco Robert Lewandowski y el alemán Thomas Müller a la cabeza, que llevan ocho goles cada uno en la presente edición de la Liga de Campeones.

La eliminatoria también ofrecerá la posibilidad de ver un duelo interesantísimo en las pizarras, el fútbol de posesión y ataque de Guardiola -el Bayern es el equipo que más goles marca por encuentro en esta edición: 2.8 por partido, el doble que el Atlético-; frente al orden y la competitividad del Atlético de Simeone -que solo concede 0.5 goles por duelo, por 0.9 de media de los teutones-.

Como cuando nos tocó con el Barcelona, lo afrontamos con la humildad de saber que son mejores que nosotros, pero la ilusión que tiene este equipo, este grupo y todo el club en general tiene que superar esos límites y esperemos pasar a la final y hacer dos grandes partidos
Gabi
, jugador del Atlético
Por último, el cruce tiene un aspecto polémico, ya que en el Atlético se mostraron muy dolidos cuando el presidente el Consejo Directivo del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, pidió un cambio en el sistema del sorteo para octavos de final de la Liga de Campeones para evitar choques prematuros entre grandes, como ocurrió en el emparejamiento entre su equipo y el Juventus.

En esas declaraciones, el directivo del conjunto bávaro habló del duelo entre el Atlético y el PSV Eindhoven alemán para ejemplificar la "diferencia de calidad". Días después contestó Simeone. "Que Rummenigge se entere, de que les mandamos las imágenes de altura que pedían del partido con el Benfica para que puedan trabajar bien".

Alicientes históricos, tácticos y de polémica le sobran a este cruce de semifinales, que el Atlético encara desde el optimismo de haber eliminado al vigente campeón europeo, el Barcelona. 

15 de abril de 2016, 07:04

cerrar