"Jueves sangriento" en las calles de Kiev

La nueva ola de violencia hizo trizas la tregua acordada horas antes, para facilitar las gestiones diplomáticas de la UE, que amenazó con sanciones al gobierno de Yanukovich ante la ferocidad de la represión. Foto AFP

La nueva ola de violencia hizo trizas la tregua acordada horas antes, para facilitar las gestiones diplomáticas de la UE, que amenazó con sanciones al gobierno de Yanukovich ante la ferocidad de la represión. Foto AFP

Varias decenas de personas murieron hoy en las calles de Kiev durante una jornada de violencia armada, mientras los ministros de Exteriores de tres países europeos mediaban en el conflicto ante el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich.

"Desde el principio de la confrontación hemos perdido más de 100 personas", aseguró Alexandr Turchínov, uno de los dirigentes del principal partido opositor, Batkivschina (Patria), desde la tribuna de la Rada Suprema o Parlamento, que se reunió hoy de urgencia.

Por su parte, el ministerio de Sanidad confirmó en un comunicado que el saldo mortal asciende a 67 -entre los que figurarían 13 policías, según Interior- y precisó que sólo 11 de ellos fallecieron en hospitales.

Además, se estiman en más de un millar los heridos en los enfrentamientos, en su mayoría en la sangrienta jornada de hoy, ya que hasta esta mañana, cuando aún estaba en vigor la tregua acordada el miércoles entre autoridades y oposición, habían muerto unas 30 personas.

La agitación en Ucrania empezó en noviembre, cuando el gobierno decidió suspender súbitamente las negociaciones de asociación con la UE y estrechar las relaciones económicas con Rusia. Foto AFP
La agitación en Ucrania empezó en noviembre, cuando el gobierno decidió suspender súbitamente las negociaciones de asociación con la UE y estrechar las relaciones económicas con Rusia. Foto AFP

En las inmediaciones de la plaza se veían numerosos rastros de sangre. Miles de manifestantes, con fuerte presencia de mujeres y jubilados, se mantenían en la plaza, con un escenario con animación sonora, pese a los graves incidentes de los últimos días.

El personal de la sede del gobierno Kiev evacuó en cambio el jueves por la mañana las instalaciones. Otros incidentes se señalaron en ciudades de provincia. Se trata de la peor crisis desde la independencia en 1991 de esta exrepública soviética, con fronteras con Rusia y con países de la Unión Europea (UE).

Todos los representantes de las asociaciones de ucranianos coincidieron en denunciar la "brutal represión", detrás de la cual ven la mano de Putin -la URSS sigue vigente, dijeron, pero "con otra etiqueta"-, contra los ciudadanos que se manifiestan "pacíficamente". Foto AFP
Todos los representantes de las asociaciones de ucranianos coincidieron en denunciar la "brutal represión", detrás de la cual ven la mano de Putin -la URSS sigue vigente, dijeron, pero "con otra etiqueta"-, contra los ciudadanos que se manifiestan "pacíficamente". Foto AFP

 

20 de febrero de 2014, 08:02

cerrar