Terremoto en Italia: Autoridades contabilizan al menos 73 muertos

Al menos 73 personas han muerto y decenas siguen aún desaparecidas tras el terremoto de 6 grados en la escala Ritcher ocurrido en el centro de Italia, según los datos recogidos por los medios de comunicación italianos que se encuentran en los lugares afectados.

De estos, al menos cuatro de ellos son niños, así como hay muchos pequeños entre los heridos.

El último dato oficial proporcionado en una rueda de prensa por la jefa de emergencias de la Protección Civil, Immacolata Postiglione, cifró en 38 las víctimas mortales, pero explicó que "hay muchas personas aún bajo los escombros".

Según Postiglione, había diez víctimas en la zona de Arquata, en la región de Las Marcas y otras 28 en el área entre los pueblos de Accumoli y Amatrice.

Sin embargo, algunos medios italianos han podido constatarla presencia de 35 cuerpos en Amatrice, en la provincia de Rieti, y que han sido colocados en dos diferentes lugares de la localidad.

  • LEA AQUÍ: 

La Protección Civil de Asocili Piceno comunicó que son 20 las víctimas de las localidades afectadas en su región, sobre todo en las localidades de Arquata y Pescara del Tronto, y que han quedado completamente destrozadas tras el sismo.

Los cuerpos, informó la Protección Civil, han sido transportados a una cámara mortuoria de la localidad de Ascoli Piceno.

El alcalde de Accumoli informó de que el balance de las víctimas de su localidad, que comprende también otras 17 pedanías, asciende a siete personas.

Entre los muertos de Accumoli se encuentra Andrea Tuccio y su mujer Graziella Torroney sus dos hijos, Riccardo y Stefano, de 8 años y siete meses, que tras horas de búsqueda fueron encontrados muertos entre los escombros de su casa.

También se comunicó la muerte de la pequeña Marisol Piermarini, de 18 meses, que se encontraba con sus padres de vacaciones en Arquata y que fue rescatada con vida junto con sus padres, pero falleció en el hospital de Ascoli.

  • ADEMÁS: 

Entre los niños fallecidos también está Andrea Serafini, de siete años, que fue rescatado con vida, pero murió mientras era trasladado en helicóptero a Roma, mientras que su hermano gemelo Simone está hospitalizado en gravísimas condiciones, según los medios.

Se sigue excavando en busca de supervivientes tanto en Amatrice, Accumoli y Arquata, los tres pueblos más afectados y que según los alcaldes han sido completamente destruidos.

Durante la mañana se han podido rescatar a decenas de personas que habían quedado atrapadas en los escombros de sus casas en las que dormían.

El terremoto se produjo cerca de la zona de Accumoli, en la provincia de Rieti, y su epicentro se situó a tan solo 4 kilómetros de profundidad, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia.

La Protección Civil italiana está instalando campos con tiendas de campaña, cocinas y baños en varias zonas y se están preparado colegios o gimnasios para alojar a las miles de personas que tendrán que pasar la noche fuera de sus casas.

24 de agosto de 2016, 08:08

cerrar