El algoritmo capaz de identificar asesinos seriales

Un proyecto que es capaz de investigar los asesinatos en Estados Unidos. (Foto: Infobae) 

Un proyecto que es capaz de investigar los asesinatos en Estados Unidos. (Foto: Infobae) 

Cuando en octubre de 2014 Darren Deon Vann, un hombre de 43 años, fue detenido por el homicidio de la joven Afrikka Hardy en Indiana, Thomas Hargrove siguió el caso como si se tratara de algo personal. Cuatro años antes, el periodista retirado, experto en análisis de datos, había escrito varias veces a la policía de la ciudad donde sucedió el hecho, con la misma pregunta: "¿Es posible que haya un asesino serial activo en la zona de Gary?".

Vann llevó a los investigadores hasta seis edificios donde había dejado otros seis cuerpos de mujeres asesinadas. Antes de pedir un abogado y callar para dejar de autoincriminarse, Vann se jactó de haberse dedicado a matar desde la década de 1990.

Thomas Hargrove. (Foto: Infobae)
Thomas Hargrove. (Foto: Infobae)

En sus correos electrónicos y en sus cartas certificadas al Departamento de Policía de Gary, Hargrove había enviado una serie de hojas de cálculos que él había creado sobre la base de información que la Agencia Federal de Informaciones (FBI) tenía sobre los homicidios en esa ciudad de Indiana: 14 casos sin resolver, mujeres entre 20 y 50 años, todas estranguladas.

"En comparación con las estadísticas del país, el número de asesinatos similares era en Gary mucho más elevado que la norma", escribió Robert Kolker en su perfil del investigador espontáneo para Bloomberg Businessweek. "Tanta gente, muerta de la misma manera en la misma ciudad, ¿no sugeriría eso que al menos unas pocas de ellas, o acaso más, podrían ser casos conectados? ¿Y que el homicida estaría suelto todavía?".

  • MIRA AHORA: 

Hargrove ofreció otros datos, ignorados como los anteriores por la policía de Gary: varias de las mujeres habían sido estranguladas en sus domicilios; al menos en dos casos, un incendio había tratado de ocultar lo sucedido; varias de las víctimas habían sido halladas en edificios abandonados.

Ese dato hizo que el ex periodista prestara atención al caso de Vann.

El asesino de Hardy había guiado a la policía a edificios abandonados, donde hallaron otras víctimas estranguladas.

Su método de análisis estadístico servía, comprobó. Pero si tenía razón, no había logrado evitar la muerte de siete mujeres desde que se intentó contactar con la policía hasta la detención del homicida confeso.

Esta gráfica demuestra que cada vez hay menos efectividad en las investigaciones criminales. (Foto: Infobae)
Esta gráfica demuestra que cada vez hay menos efectividad en las investigaciones criminales. (Foto: Infobae)

Junto con un ex investigador de homicidios del FBI, Eric Witzig, autor del trabajo académico Observations on the Serial Killer Phenomenon (Observaciones sobre el fenómeno del asesino serial), Hargrove fundó The Murder Accountability Project (MAP, Proyecto de Contraloría de Asesinatos).

"Es la lista más completa de casos detallados de homicidios en los Estados Unidos de que se dispone, y el sitio del grupo lo ha publicado de manera abierta". Es decir que cualquiera puede consultarla: "Uno puede buscar su lugar natal y ver si hay algo sospechoso", dijo Hargrove. 

26 de febrero de 2017, 10:02

cerrar