Esto es lo que se sabe de por qué el río Samalá se tornó rojo

El río Samalá, ubicado en Quetzaltenango, se tornó de color rojo vivo este viernes y alarmó a pobladores de comunidades cercanas. El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ya inició una investigación para determinar qué lo contaminó.

El informe preliminar del Coordinador Regional de Occidente del MARN, que se movilizó al lugar, da cuenta que “una sustancia desconocida de color negro fue vertida a las causes del río”. No obstante, no se logró determinar que era la mezcla que bajaba y caía a las aguas.

INDE ajena a la contaminación

El Instituto Nacional De Electrificación (INDE) emitió un comunicado donde dice que la contaminación no fue provocada por los procesos de generación de energía eléctrica que realiza dicha entidad con la corriente del Río Samalá. Justificó explicando que “dicho fenómeno ocurrió a varios kilómetros de distancia de nuestras instalaciones”. 

  • MIRA AHORA: 

El río Samalá tiene una longitud de 145 kilómetros. Su cuenca tiene una superficie de 1510 kilómetros en la que vive una población de aproximadamente 400 mil habitantes habitantes.

La corriente del río es explotada para mover molinos de trigo en Totonicapán y San Cristóbal, así como la fábrica de hilados y tejidos en Cantel. En Zunil es aprovechado para generar energía en la planta hidroeléctrica Santa María.

14 de octubre de 2016, 17:10

cerrar