Amigos y familiares del Chef Humberto lo velan en Guatemala y Oratorio

Un aplauso multitudinario recibió anoche el féretro con los restos del Chef Humberto Domínguez, quien fue velado desde las 6 de la tarde en uno de los salones de Capillas Señoriales, en la zona 9 capitalina. 

Su paso fue dejando una estela de gemidos y lamentos por su asesinato la madrugada de este martes.

Vestido con su filipina preferida, que un día mandó a hacer expresamente a medida con tela típica, su cuepo permaneció acompañado por amigos y familiares que no lo dejaron solo ni un segundo.

Sus padres, Felipe Domínguez y María López, así como sus hermanos, también presentes, agradecieron a todos los asistentes el apoyo en estos momentos tan difíciles y llevaron a cabo una oración conjunta.

Al lugar llegaron conocidos presentadores nacionales, empleados suyos y otros chefs guatemaltecos amigos del difunto, quienes se mostraron muy apenados por su pérdida. 

La mañana de este miércoles, el féretro recorrió las cercanías de su restaurante Kacao y posteriormente fue trasladado a Oratorio, Santa Rosa, de donde él era originario. Mañana será enterrado en un cementerio de esta localidad, después de una eucaristía. 

Las autoridades ediles del municipio le realizarán también un homenaje póstumo.

Pasadas más de 24 horas desde que fuera encontrado en el kilómetro 16 hacia Villa Canales con un disparo en la cabeza, la investigación aún no ha dado frutos y el Ministerio Público sigue sin tener una hipótesis sólida sobre lo ocurrido.

Se sabe que, de forma inusual, el chef salió la noche del lunes de su restaurante hacia las 9 de la noche tras recibir una extraña llamada. 

 

09 de abril de 2014, 18:04

cerrar