El amor no se siente en el corazón sino el hígado, asegura un estudio

Estudio de la Universidad de Italia, revela que el amor se siente con el hígado y no con el corazón. (Foto: Sipse)

Estudio de la Universidad de Italia, revela que el amor se siente con el hígado y no con el corazón. (Foto: Sipse)

El amor no se siente con el corazón, sino más bien con el hígado, esto debido a que cuando "alguien nos mueve el tapete" ocurre un proceso químico que comienza cuando las mujeres destilan las feromonas, afirma el psicólogo Boris Barraza.

  • LEE AQUÍ:

De acuerdo con Barraza, las mujeres están emitiendo las feromonas permanentemente, algunas veces con más intensidad que otras. Estas son captadas a través del órgano vomeronasal que esta en el cerebro y de ahí se van al sistema nervioso central

Según el psicólogo "el clic" se produce cuando el umbral perceptivo olfativo del hombre se encuentra en la misma frecuencia de la vibración de las feromonas de la mujer, por ello es que alguien puede parecer atractivo para una persona y no para otra. 

Cuando se produce este intercambio de estímulos, ciertas sustancias impactan en el hígado, por lo que hace que este genere unas hormonas llamadas glucocorticoides.  

  • LEE TAMBIÉN:  

“Son una especie de almacenadoras de energía. Cuando estamos emocionalmente impresionados, tanto la adrenalina como los glucocorticoides se liberan y hacen que nos sintamos bien con la persona que nos atrae” asegura Barraza. 

Quien también considera que “Cuando alguien nos gusta, tenemos tanta energía que el corazón comienza a acelerar su ritmo cardíaco, por ello la asociación del amor con dicho órgano. Es una respuesta a lo que el hígado está indicando. La pasión que se siente es el hígado trabajando con las suprarrenales”. 

El enamoramiento es un proceso endocrinológico, que inicia con una etapa de fascinación en la que no se le ve ningún defecto a la pareja, esto mueve al inicio de un noviazgo, posteriormente se pasa a la ilusión y se tienen planes a corto, mediano y largo plazo y por último se tiene la etapa de objetivación o confrontación, donde se notan las imperfecciones de la pareja. 

  • ADEMÁS:

Según el experto, el amor eterno es posible “Se trata del amor que ha soportado y seguirá soportando las pruebas del tiempo. Es el amor maduro” y alcanzarlo implica grandes esfuerzos para la pareja. 

El estudio fue hecho por un equipo de la Universidad de Pisa, Italia y concluye en que cuando una relación se vuelve estable, "un tipo diferente de hormonas toma el relevo de la química corporal" y se pasa de las "moléculas del amor" y se convierten en "moléculas de ternura". 

* Con información de culturizando.com

20 de febrero de 2017, 11:02

cerrar