Fuentes Soria dice que analizarán solicitud de destitución de Rayo

Mariano Rayo, ministro de Salud, se ha enfrentado con médicos, especialmente con los del Hospital Roosevelt. (Foto: Archivo/Soy502) 

Mariano Rayo, ministro de Salud, se ha enfrentado con médicos, especialmente con los del Hospital Roosevelt. (Foto: Archivo/Soy502) 

El vicepresidente de Guatemala, Alfonso Fuentes Soria, anunció que el presidente del país, Alejandro Maldonado, analizará el pedido de dimisión que los médicos del Hospital Roosevelt hicieron al ministro de Salud, Mariano Rayo.

A preguntas de periodistas, Fuentes reconoció que la situación del sistema hospitalario, con una fuerte crisis de desabastecimiento desde hace meses, es "complicada" y dijo que es "notorio" que faltan recursos, lo que genera "una serie de protestas y manifestaciones".

La mañana del pasado jueves, los galenos del hospital Roosevelt, el más importante del país, aprobaron en asamblea declarar a Rayo persona "non-grata" y solicitar su dimisión, después de que este remitiera una circular en la que apercibía al director del nosocomio, Enrique Soto, por el cierre de la consulta externa, que hoy cumple 18 días.

Ante esta situación, Fuentes insistió en que es Maldonado quien debe analizar y estudiar la situación y "decidir al respecto".

No obstante, aclaró que se siguen haciendo esfuerzos "día a día" para tratar de abastecer mejor la red de hospitales y atender otra serie de situaciones "que son emergentes", como la paga de salarios de los funcionarios a final de año.

"El proceso de adquisición (de medicamentos) y el pago de deudas acumuladas se están cubriendo en la medida en que hay recursos", aunque el dinero no fluye "de la manera que uno quisiera".

Fuentes también indicó que siguen buscando "cooperación internacional", que ha comprendido que la situación hospitalaria es "real" y un "problema acumulado de mucho tiempo", por lo que no dudan en mostrar su "valiosa colaboración".

Cada día, el hospital deja de atender a unos 1 mil 700 pacientes que necesitan de atención médica debido a la falta de abastecimiento de medicamentos, dijo una portavoz de ese centro a principios de semana.

El hospital tiene una deuda de 110 millones de quetzales (14,3 millones de dólares) con sus proveedores y necesitarían unos 60 millones de quetzales (unos 7,8 millones de dólares) para terminar el año.

27 de noviembre de 2015, 10:11

cerrar