Andrés Iniesta se queda con el Barcelona hasta el 2018

Iniesta ronovó su contrato con el Barcelona y lo extendió por 3 años, por lo que ahora termina hasta 2018. (Foto: EFE)

Iniesta ronovó su contrato con el Barcelona y lo extendió por 3 años, por lo que ahora termina hasta 2018. (Foto: EFE)

Andrés Iniesta le dio al Barcelona un regalo de navidad por adelantado al renovar su contrato con el club catalán hasta el 2018, con opción a dos años más.

Justo un año después que el Barcelona arregló la renovación de Xavi, Puyol y Messi, iniesta estampó su firma, lo que fue a anunciado por el presidente catalán, Sandro Rosell.

Iniesta (Fuentealbilla, 11 de mayo de 1984) es una de las perlas de la cantera azulgrana y uno de los jugadores más queridos por la afición barcelonista, aunque este aprecio se extiende también en su dimensión como jugador de la selección española desde que su gol en Suráfrica hace tres años dio a España el Mundial.

La renovación está confirmada y se enmarca dentro del proyecto de reforzar el primer equipo que nos llevó al liderato con Guardiola, siguió con Tito y ahora se ha consolidado con Martino
Sandro Rosell
, presidente del Barcelona
El centrocampista azulgrana tenía contrato hasta el 30 de junio del 2015, pero después de retener por más temporadas el Barcelona a sus mejores hombres el año pasado, así como a Sergio Busquets, que renovó en verano hasta el 2018, y perder casi definitivamente a Valdés, el conjunto catalán ha hecho lo posible por contar tres años más con Iniesta.

El jugador manchego, que el año que viene cumplirá 30 años, no está atravesando su mejor momento de forma, aunque se encuentra en la línea de todos sus compañeros, que a pesar de estar haciendo los deberes en la Liga, Copa y Liga de Campeones, aún no han afianzado el mejor juego que saben poner en acción.

No obstante, a pesar de los altibajos, Iniesta sigue siendo una temporada más inamovible en el equipo titular, donde se reparte el dominio del centro del campo con los habituales Sergio Busquets y Xavi Hernández.

Andrés Iniesta deberá dar un paso agigantado dentro del equipo esta temporada o quizá la siguiente ya que, tarde o temprano, deberá producirse el cambio de galones con Xavi Hernández, a quien el entrenador tiene como uno de los fijos en las rotaciones para no quemar al de Terrassa, con un historial ya muy pesado de partidos en sus piernas.

Tanto Xavi como Carles Puyol fueron dos de los jugadores a los que el año pasado el Barcelona amplió el contrato hasta el 2016, justo en un momento en el que la entidad necesitaba más de ellos por la recaída en la enfermedad de Tito Vilanova, cuyo tercer golpe el pasado verano le ha apartado definitivamente del banquillo.

 

19 de diciembre de 2013, 10:12

cerrar