Angelo Padilla pone pausa al fútbol y busca triunfar con sus "shucos"

El futbolista guatemalteco Angelo Padilla hizo una pausa en su carrera en el balompié y, tras desvincularse del descendido Carchá, incursiona en la elaboración y venta de los tradicionales shucos.

Sonriente y muy ilusionado, vestido con su delantal y haciendo gala del buen manejo de las pinzas y el cuchillo, el delantero tira la carne, los chorizos, longanizas y salchichas a la parrilla; corta y dora el pan para preparar la comida al gusto del cliente.

  • LEE TAMBIÉN:

"Me siento feliz y me ilusiona iniciar este negocio. Por ahora no es una gran empresa, pero con trabajo duro y dedicación tengo fe que llegará a serlo", expresó el exjugador de Municipal, Usac, Suchitepéquez y otros clubes en Guatemala, además de Carmelita y Puntarenas en Costa Rica.

  • ADEMÁS:

Detrás de su carreta, que está ubicada en la calle que conduce al cementerio Las Flores en Mixco, Angelo recibe desde ya a muchos comensales que ven con asombro cómo el ariete les prepara los deliciosos hot dogs.

El que Padilla inicie su negocio no significa que se retire del fútbol.

"Ahora que no estoy entrenando ni jugando prefiero invertir mi tiempo en esto que es productivo para mí y mi familia. En un futuro cercano espero tener un local donde podamos atender mejor a quienes nos visiten y hacer crecer ShucoGol", refirió.

El delantero de 27 años reconoce que la vida del futbolista en Guatemala es complicada debido a que son muy pocos clubes los que cumplen con pagar puntual y en sus totalidad el salario de los jugadores. Por ello, manda un consejo a sus compañeros de profesión para que se una a exigir sus derechos, pero que también piensen en el futuro y aprovechen el tiempo.

  • EL DESCENSO:

"Hubo un par de amigos que me decían que cómo iba a ponerme a atender la carreta, si yo era futbolista y he sido legionario. Mi respuesta fue que no hay nada de vergonzoso en trabajar honradamente; por el contrario, puedo aprovechar que alguna gente me conoce o me ha visto en la televisión o los periódicos y eso puede atraer más clientela", sentenció.

Por ahora ShucoGol está dando sus primeros pasos y poco a poco ya se acercan a comprar los "panitos". Será el tiempo, el esfuerzo y la dedicación, los que permitirán que se convierta en un gran negocio.

26 de abril de 2017, 14:04

cerrar