Antigua, el lugar elegido para forjar la reforma a la ley de la SAT

Lejos del Congreso de la República, la Antigua Guatemala fue la ciudad elegida para llevar a cabo la discusión que forjará las reformas a la Ley Orgánica de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

La comisión de Finanzas Públicas y Monedas, presidida por el diputado de la UNE, Jairo Flores, decidió tener la reunión en uno de los salones principales de uno de los hoteles céntricos de la ciudad colonial.

El ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, calificó la reunión a la que fue invitado como "encerrona" dando a entender que será una discusión larga y profunda.

A la reunión asistieron miembros de la comisión del legislativo, miembros y exmiembros del ministerio, actores de la sociedad civil involucrados en el tema y representantes del Fondo Monetario y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

93.5
metros cuadrados tiene el salón Mesón del Obispo donde están reunidos.

Cuando el ministro fue cuestionado sobre el porqué del marcharse a la Antigua justificó su respuesta que "al irnos afuera nos dedicamos más tiempo y nos concentramos en la discusión".

Temas a tratar

Después de que la cartera y la comisión presentaran sus propuestas hace unos días, llega el momento para alcanzar los acuerdos. Entre otros temas, se discutirá sobre la existencia y las características del directorio del ente recaudador, la opción de reducir el directorio, incluir otras modificaciones al código tributario o la terciarización de servicios dentro de la entidad.

Según explico Estrada, la "idea es tener ya un calendario fijado y tener un tiempo de calidad y diálogo profundo".

Precio estimado

En una cotización para un evento similar al que están llevando a cabo, el hotel cobra 50 dólares por cada paquete completo que incluye dos coffee break y un almuerzo por persona. En este caso en la reunión están participando alrededor de 30 invitados por lo que se estima que el costo será de 1,500 dólares teniendo en cuenta que la reunión se extenderá hasta después del almuerzo.

A esta cifra se le tiene que aplicar el 12% del servicio y sumar otros gastos adicionales como el coste de alquiler por salón, el uso de un proyector, micrófonos y conexión a internet en caso de que así lo hayan contratado.

En total, atendiendo a los presupuestos de la empresa, se puede calcular que la reunión supuso un costo de unos 2 mil dólares, que equivalen a poco más de 15 mil quetzales.

26 de febrero de 2016, 12:02

cerrar