Se apaga la luz de Rex, pero inicia la aventura de Llama y Fuego

La Unidad Canina de los Bomberos Voluntarios han vivido varios días de emociones encontradas, primero con la pérdida de “Rex”, el primer perro que este grupo de rescatistas tuvo para salvar vidas de muchas personas.

Sus amigos y compañeros lo despidieron por última vez tras llevarlo al cementerio de mascotas Los Rosales en Santa Lucia Milpas Altas, Sacatepéquez, no sin antes rendirle varios tributos. 

“Era mi compañero y amigo de trabajo. Era un perro ejemplar, fuimos los fundadores de la Unidad Canina. Él me ayudó para salir adelante como persona, en el trabajo y como amigo. A veces le contaba mis problemas y él me escuchaba y me brindaba su apoyo”, recuerda Álvaro Suruy, jefe de la Unidad Canina. 

Según recuerdan sus cuidadores, “Rex” fue un ángel que siempre cuidó a sus compañeros y una vez evitó que corrieramos mayores riesgos como equipo. Ahora se encuentra en el cielo de las mascotas, esperando a sus amigos para cuando se encuentren, llevarlos hacia la paz eterna. 

Nuevos inquilinos

Pero la historia no termina con tristeza. La Unidad Canina adoptó a dos nuevos cachorros de dos meses. Estos serán cuidados hasta que cumplan un año para empezar el entrenamiento y unirse a la unidad. 

Fuego y Llama vienen a alegrarnos el lugar, aunque extrañamos a Rex. Ellos van a ser cuidados mientras se van desarrollando y cuando tengan la edad adecuada empezarán a ser sometidos al trabajo para saber cuál de los dos puede convertirse en rescatista”, relata Luis Xec, Guía Canino.

"Llama" esperaba la llegada de "Fuego" para estar cerca de su compañero en la Unidad Canina de los Bomberos Voluntarios en San Cristóbal. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
"Llama" esperaba la llegada de "Fuego" para estar cerca de su compañero en la Unidad Canina de los Bomberos Voluntarios en San Cristóbal. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Apoyo

La unidad debe darles una buena alimentación a los más de 15 perros que cuidan, pero a veces necesitan el apoyo de la población para darles lo mejor. Si tú deseas ayudarlos, puedes enviarles concentrado a la compañía 100 de San Cristóbal, zona 8 de Mixco. 

Ambos entrevistados coinciden en que la Unidad Canina puede recibir donaciones de cachorros, pero hacen un llamado a las personas para que asuman la responsabilidad que adquirieron al tener un perro en casa, ya que es una vida y no un objeto del que se pueden deshacer con facilidad. 

 

23 de septiembre de 2015, 21:09

cerrar