Aplicaciones para el futuro

Maddelyn Perén, estudiante de tercer año de Ingeniería en Sistemas de la Universidad de San Carlos, lideró el proyecto Blueswitch.

Maddelyn Perén, estudiante de tercer año de Ingeniería en Sistemas de la Universidad de San Carlos, lideró el proyecto Blueswitch.

¿Es posible controlar las ventanas eléctricas de mi carro, remotamente? ¿Qué tal sería abrir y cerrar mi auto desde un dispositivo móvil? ¿Sería esto seguro? Éstas han sido las preguntas que se plantean ingenieros americanos y europeos ante el boom de las Apps para móviles.

Maddelyn Perén, estudiante de último año de ingeniería en Sistemas en la Universidad de San Carlos de Guatemala, es una de las integrantes del proyecto Blueswitch, que pretende facilitar el control a distancia de componentes eléctricos de un carro por medio de una aplicación móvil. En su fase inicial fue creada para la plataforma Android.

En un país dónde las muertes violentas se han incrementado un 5.6% con respecto a 2012, según un informe reciente del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), resulta difícil pensar que en febrero de 2013 un grupo de seis jóvenes guatemaltecos haya creado un producto que permite tener control de la seguridad de un vehículo al alcance de un dedo.

Para lanzarse a crear proyectos innovadores y convertirse en un emprendedor, Perén sugiere perder el miedo.
Para lanzarse a crear proyectos innovadores y convertirse en un emprendedor, Perén sugiere perder el miedo.

El proyecto participó en “Joven Emprendedor, haz tu proyecto brillar”, el 15 de mayo de 2012, dentro del marco del Guatemala Investment Summit 2013. Finalizó entre los cinco finalistas del concurso. A pesar de esta conquista, aún no ha logrado recaudar lo 45 mil dólares que se estiman necesarios para poner en marcha su creación y mercadearlo para que lo usuarios sepan cómo funciona y que es muy seguro.

“Básicamente instalamos unos pequeños sistemas – más o menos compactos dependiendo del modelo del vehículo- que recibe las señales por medio de la app”, explica Perén. El prototipo que expusieron durante el Summit ya controlaba las ventanas y la cerradura central, aunque tienen proyectado controlar cada componente de manera individual, desde el vidrio en el techo del vehículo (quemacocos), hasta el baúl. Dependiendo de qué deasea el usuario controlar, el valor de instalación de los sistemas podría variar entre 350 y 800 quetzales.

29 de septiembre de 2013, 11:09

cerrar