Las ganancias de Apple podrían volver a finales de 2016

La desaceleración en la economía de China representó una caída en las ventas de Apple. (Foto: equilibrioinformativo.com)

La desaceleración en la economía de China representó una caída en las ventas de Apple. (Foto: equilibrioinformativo.com)

La buena racha de Apple, que registró un crecimiento de ventas ininterrumpido durante 51 trimestres, ha llegado a su fin. Y puede que la expansión no vuelva hasta finales de este año.

El auge de la demanda de smartphones, reproductores musicales y otros sistemas electrónicos propulsó los ingresos anuales en 227 mil millones de dólares desde la última caída trimestral de ventas, hace 13 años. Lo que disparó su precio en bolsa y convirtió a Apple en la empresa de mayor capitalización bursátil del mundo.

Pero la era de expansión sin límites chocó contra un muro en el último trimestre pues menos clientes decidieron renovar sus móviles. La compañía anticipa otro descenso en el trimestre actual.

Aún faltan meses para la introducción de un nuevo modelo y los inversores de Apple quieren saber si la debilidad de las ventas de smartphones, la principal fuente de ingresos para la compañía, refleja una desaceleración más generalizada en el sector de móviles más costosos o si simplemente se trata de una pausa antes de la próxima ola de ventas desenfrenadas por renovación de móviles.

Las previsiones de proveedores como Qualcomm Inc. y Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. sugieren que la demanda se está enfriando y que el estancamiento del crecimiento económico en China está afectando las ventas de Apple en la región.

La última vez que Apple registró una caída de sus beneficios trimestrales interanuales fue durante el segundo trimestre del año fiscal 2003, cuando citó un aumento del gasto por el desarrollo de nuevos productos.

La introducción de la tienda iTunes durante el trimestre siguiente fue el comienzo de un crecimiento acelerado del iPod, lo que daría nacimiento al iPhone cuatro años después. El anuncio correspondiente al segundo trimestre puso de manifiesto que Apple ya no puede depender de China como motor de crecimiento.

Las ventas en este país, Taiwán y Hong Kong cayeron un 26% en el período, un cambio drástico frente a la tendencia de hace tan solo dos años, cuando las ventas en la región se duplicaban con regularidad. Apple atribuyó la caída a unas ventas más bajas principalmente en Hong Kong, donde el tipo de cambio fijo con el dólar estadounidense encareció los productos para los turistas.

*Con información de El Espectador

27 de abril de 2016, 15:04

cerrar