Una árbitra suspende un partido después de recibir un insulto machista

Marta Galego, una árbitra de la segunda división regional catalana, suspendió un partido después de recibir un insulto machista desde la grada, y no lo reanudó hasta que la seguridad retiró al aficionado del estadio. 

“En el minuto 23 del partido yo pité una falta”, explicó Galego a Catalunya Radio, “entonces todo mundo calló y oí a un hombre gritando ‘vete a fregar (lavar) platos’”. 

Por si te perdiste este autogol: 

La árbitra utilizó entonces una regla que se implementa desde febrero en el fútbol catalán: los insultos (en especial racistas o machistas) pueden provocar la detención o suspensión de un partido. 

Galego se dirigió hacia el delegado del Unió Esportiva Valls (que jugaba contra el Cambrils Unió) y le informó sobre los insultos del espectador. Ella no pidió la expulsión del aficionado, aclaró en la radio, pero asegura que le pareció “muy correcta” la decisión de obligarlo a abandonar el estadio. 

Relacionado: 

Cuando volvió al césped y se reanudó el partido, Galego y su cuerpo arbitral recibieron una gran ovación de parte del resto del público. 

La noticia la publicó el portal catalán sobre deporte regional "El Travesser", y rápidamente se hizo viral en varios medios internacionales. 

MÁS FÚTBOL: 

07 de septiembre de 2016, 13:09