Aromaterapia: un tiempo para relajarte

Descubre cuatro pasos para preparar un tratamiento de aromaterapia casero. (Foto: Benjamín Calderón/Soy502)

Descubre cuatro pasos para preparar un tratamiento de aromaterapia casero. (Foto: Benjamín Calderón/Soy502)

Un tratamiento centrado en uso de aceites naturales o esencias de flores, árboles o hierbas que tienen como objetivo hacerte sentir bien. Te contamos cómo preparar una en casa.

  1. Elige el ambiente: puede ser en el cuarto de baño, la sala o una habitación donde puedes desconectarte del mundo y relajarte. Cierra la puerta y ventanas para crear un ambiente acogedor y por supuesto desconecta el celular.
  2. Los ingredientes: elige ingredientes frescos o aceites esenciales e incorporarlos al agua o bien con difusores. Por cada 100 cc de agua, usa 10 gotas de aceite. Ahora si es para aplicar un masaje te recomendamos que utilices un aceite portador suave como el de coco o de oliva y mezcla de 7 a 12 gotas de la esencia.
  3. ¿Masaje o baño?: con cualquiera de las dos formas, incorporar la aromaterapia te ayudará a relajarte aún más. Si es un masaje Recuerda dar movimientos en forma circular y de abajo hacia arriba. Trabaja las muñecas, pies y las sienes para relajarte más. Ahora bien, si es un baño mantente en la bañera por unos 20 minutos y utiliza una luz tenue para tener un mejor resultado.
  4. Tiempo para ti: durante todo el proceso solo tienes que concentrarte en tus sentimientos en ese momentos, en las sensaciones que te producen los aceites y aromas.

¡Participa! Para ganar un set de aromaterapia comenta cuál es tu fragancia favorita. 

La aromaterapia es la excusa perfecta para consentirte. (Foto: Benjamín Calderón/Soy502)
La aromaterapia es la excusa perfecta para consentirte. (Foto: Benjamín Calderón/Soy502)

Para qué sirve cada uno

Bergamota: es estimulante, revitalizador, energético y refrescante. Se utiliza para aliviar el estrés, la depresión y la ansiedad y restablecer el apetito.

Ciprés: sedante, vigorizante y purificador. Calma el sistema nervioso, reduce los síntomas de la menopausia, el estrés y las alergias.

Geranio: equilibrante y estimulante. Alivia los síntomas de la menstruación, la depresión y la angustia. Levanta el ánimo y calma el sistema nervioso.

Jengibre: favorece la circulación, es relajante, ayuda a prevenir mareos y náuseas en un viaje, alivia los problemas digestivos, mejora la circulación de la sangre y estimula el sistema inmunológico, además de tratar gripe y resfriados.

Pomelo: es estimulante, equilibrante emocional y purificante. Permite regular la emociones como la ira, aliviar el estrés y combatir problemas respiratorios tales como el resfrío.

Lavanda: es armonizador, purificante, equilibrante, sedante y relajante. Alivia los dolores de cabeza producto de la tensión o estrés y regula la presión arterial alta.

Limón: estimulante, refrescante y purificante. Alivia el estrés, reduce el cansancio mental, mejora la circulación sanguínea.

26 de septiembre de 2017, 07:09

cerrar