¡Un futbolista se subió a la grada a patear a un aficionado rival!

Un partido de la liga chilena terminó con una de las escenas más feas que se han visto en el fútbol reciente: Marco Sebastián Pol, delantero argentino, se subió a las gradas y agredió a un hincha.

El futbolista perdió los papeles ante la derrota de su equipo, Audax Italiano (4-1 contra Universidad Católica), y atacó a uno de los aficionados rivales que le gritó algo desde su asiento. 

La policía esperó a Pol fuera de los vestuarios y lo arrestaron al finalizar el partido. En Chile existe la Ley de Violencia en los Estadios, creada para evitar cualquier tipo de conflicto en los partidos de fútbol y que aplica también a los futbolistas. 

Pol fue suspendido indefinidamente y espera una sanción muy grave por parte de la liga chilena. También deberá enfrentar un juicio, aunque por fortuna para él, la patada que le lanzó al aficionado no tuvo consecuencias graves. 

La situación recordó a la agresión de un jugador más famosa de todas: en 1995, Eric Cantona (polémica y talentosa estrella del Manchester United) atacó a un aficionado que lo insultaba desde la grada. El resultado fueron varias multas, 120 horas de servicio comunitario y ocho meses de suspensión sin salario. 

MÁS FÚTBOL: 

30 de octubre de 2016, 10:10

cerrar