Asegura tus finanzas

¿Una enfermedad? ¿Un accidente en el tráfico? Los seguros te ayudan a manejar esos riesgos. (Foto: servicios de stock)

¿Una enfermedad? ¿Un accidente en el tráfico? Los seguros te ayudan a manejar esos riesgos. (Foto: servicios de stock)

Tener seguros en tu vida es tan, si no más importante, que tener ahorros. 

De acuerdo con el profesor de economía de la universidad de Yale, Robert Shiller, los seguros son una institución de manejo de riesgo que sirven para que nuestra vida financiera funcione. Según él, el concepto fundamental es compartir los riesgos que tú no puedes financiar. 

Los seguros clave para la mayoría de personas son los siguientes: 

1. Seguro médico

¿Qué pasaría si te tuvieran que hospitalizar esta semana?

Al llegar al hospital, ¿qué crees que va a ser lo primero que te van a pedir, luego sino es que antes, de haberte estabilizado?  Una tarjeta de crédito con límite alto o una tarjeta de seguro médico vigente. 

La estadía en el hospital puede costar miles de quetzales.  Ahora piensa, ¿cuánto tienes en el banco? ¿Lo podrías cubrir? Si puedes, dime esto: ¿te gustaría gastarte en eso tus ahorros o prefieres asegurarte? 

Entre más joven seas, más barata tu prima y más fácil adquirir un seguro.

Si obtienes tu seguro médico en tus 20s, tu prima va a aumentar pero los beneficios como partos, cobertura e inclusión están a tu favor. 

Cuando llegas a los 40 y quieres solicitar un seguro médico, te piden un montón de exámenes con los que te pueden poner mil excusas para no cubrirte.

Si tu trabajo proporciona seguro médico, confirma si te lo puedes llevar en el momento en que termine la relación laboral. De lo contrario vas a tener que volver a pasar el filtro de ingreso con nueva edad y nuevos achaques que pueden resultar en una prima más alta. 

2. Seguro de carro

Si andas manejando tu nave sin seguro y chocas un carro europeo de 40 mil dólares y encima golpeas a los pasajeros y la cuenta del hospital asciende a una fortuna, ¿quién crees que deberá pagar hasta el último centavo? 

Ahora piensa en cuánto ganas hoy. ¿Cuánto tiempo te tomaría pagar por ese accidente? No hay más que decir, ¿verdad? 

3. Seguro de vida

Si tú te mueres y a nadie le importa, financieramente hablando, no necesitas seguro de vida. Debes adquirir seguro de vida únicamente si las finazas de alguien más se verían afectadas por tu muerte. 

Si tienes hijos y familia que mantener o eres soltero pero ayudas a tus padres y tu muerte les dejaría limitaciones financieras, trata de obtener un seguro de vida que equivalga de 5 a 10 veces tu ingreso anual. 

Permite que esta sea otra forma de decir que los amas. 

Acción de la semana: 

¿Qué seguro necesitas ir a cotizar y adquirir hoy para asegurar tu futuro?

Más de Daniel Herbruger:

 

15 de agosto de 2017, 05:08

cerrar