Los guatemaltecos voluntarios que dejaron su huella en el mundo

Cientos de jóvenes guatemaltecos han viajado a distintos países para ser voluntarios, donde colaboran en programas para mejorar la calidad de vida de las personas que se benefician con los proyectos en los que participan.

Aquí te presentamos tres historias de guatemaltecos que decidieron salir de su "zona de confor" y viajaron durante semanas hacia un entorno totalmente desconocido.

  • PUEDE INTERESARTE...

Panamá

Katherine Martínez viajó siete semanas a Panamá en el proyecto "Educando". Estuvo en una escuela trabajando con niños que tenían dificultades de aprendizaje y además enseñó inglés. En ese país elaboró estrategias para que los niños adquirieran estos conocimientos de una mejor manera.

Uno se conoce más a sí mismo y uno descubre lo que es capaz de hacer... Se aprende a resolver dificultades.
Katherine Martínez
, voluntaria.

Desde pequeña tuvo el deseo de viajar para ayudar a otras personas. “Siempre tuve el sueño de salir para traer esas experiencias a Guatemala”, comentó Kathy.

  • ADEMÁS...

Rumania

Rodrigo Morales tuvo la oportunidad de estar en Rumania dos meses para realizar un proyecto de mercadeo con un emprendimiento de los universitarios. Eligió este país porque quería enfrentarse a un verdadero reto donde no hablaran su mismo idioma.

No me quería ir solo a vacacionar sino que hacer algo por alguien más y qué mejor que hacerlo en lo que me apasiona.
Rodrigo Morales
, voluntario.

Esta experiencia lo ayudó a ser más independiente y aprendió a estar totalmente solo. “Me dio mucho crecimiento personal porque me reté a hacer cosas que antes no hacía”, señaló Rodrigo.

MIRA EL VIDEO:

Italia

Karen Orellana viajó a Italia para realizar un voluntariado para enseñarles a los niños a hacer producciones audiovisuales. “Hacíamos guiones, storyboards, los disfraces y editábamos los videos”.

Yo regresé, no con ganas de seguir viajando sino con ganas de hacer un país mejor.
Karen Orellana
, voluntaria.

Ella relata que el sueño de toda su vida fue viajar por el mundo y qué mejor que hacerlo ayudando a otras personas en otro país.

¿Te llama la atención viajar por el mundo, aprender y ayudar a las personas que te rodean? 

Existen varias organizaciones en el país que pueden ayudarte a dar ese salto. Una de ellas es AIESEC, la cual cuenta con diversas opciones de voluntariado alrededor del mundo. Y el único requisito es que tengas entre 18 y 30 años.

21 de noviembre de 2016, 09:11