Así funciona la corrupción en el Sistema de Salud

Según la titular del Ministerio de Salud, en los últimos tres meses se ha denunciado, en promedio, un caso de corrupción por semana. (Foto: archivo/Soy502)

Según la titular del Ministerio de Salud, en los últimos tres meses se ha denunciado, en promedio, un caso de corrupción por semana. (Foto: archivo/Soy502)

En septiembre de 2014, el entonces director de Área de Salud de San Marcos, Nehemías Santizo Ramón, promovió que el centro asistencial de Malacatán se trasladara a un inmueble en el Cantón Victoria, el cual figuraba a nombre de la suegra de él. Coincidentemente, la mujer había recibido la propiedad en donación dos meses antes de parte del hermano del funcionario.

Esto llevó al ex servidor público ante la Justicia y es tan solo uno de las decenas de casos de corrupción que han encontrado un nicho en el Ministerio de Salud.

Santizo Ramón y su suegra, Odilia Robledo Mérida, fueron detenidos el 21 de junio por quebrantar lo estipulado en el artículo 80 de la Ley de Contrataciones. Este apartado impide que funcionarios y sus parientes legales sean beneficiados con un contrato estatal. Según el Minsiterio Público (MP), a Robledo se le pagó 160 mil quetzales entre septiembre de 2014 y diciembre de 2015 por el arrendamiento.

Contrato de arrendamiento del inmueble en Tacaná. (Foto: MP)
Contrato de arrendamiento del inmueble en Tacaná. (Foto: MP)

Así también, se capturó a otros familiares del exdirector, Eunice Ávila Robledo (cuñada) y Kevin Santizo Saravia (sobrino), quienes durante la administración de Santizo Ramón fueron contratados en los renglones 182 y 189 para prestar sus servicios en el Área de Salud, pese a la prohibición comprendida en el artículo 18 de la Ley de Probidad y Responsabilidad de Funcionarios. 

Documentos de contratación de familiares del director. (Foto: MP)
Documentos de contratación de familiares del director. (Foto: MP)

La investigación de los casos referidos surgió tras una denuncia interpuesta el 27 de abril pasado por la ministra de Salud, Lucrecia Hernández, quien explicó que se trata de los resultados obtenidos por la Unidad de Transparencia y Anticorrupción que se instaló a finales de 2016 en la cartera.

Un caso por semana
 

Hernández indicó que la unidad referida ha recibido múltiples denuncias de parte de usuarios del Sistema de Salud, empleados, líderes comunitarios y hasta diputados. Tras recibir la alerta, el equipo hace una investigación interna y, según los resultados, se presenta la documentación ante el MP para constituir una querella.

La ministra dijo que las denuncias presentadas se fundamentan en investigaciones internas. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
La ministra dijo que las denuncias presentadas se fundamentan en investigaciones internas. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

La titular de la Cartera de Salud, quien resaltó que las alertas también permiten la formulación de medidas preventivas para evitar los patrones de corrupción, reveló que en los últimos tres meses se ha presentado un promedio de una denuncia por semana en el MP.

La corrupción es tal en el área salubrista que va desde las contrataciones, las decisiones administrativas, hasta el otorgamiento de licencias y el "robo hormiga", de acuerdo a Hernández.

Zulma Calderón, jefa de la Defensoría de la Salud de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), coincidió en que este es un mal crónico en el sistema y que por ello es que se recibe gran cantidad de denuncias.

Calderón resaltó cómo la falta de políticas en el proceso de reclutamiento y la debilidad en los procesos de vigilancia de funciones fomenta dicha práctica ilícita. "Hemos tenido información de que muchos supervisores de hospitales y áreas de salud no han tenido combustible para cumplir con su labor", resaltó.

El reclutamiento deja mucho qué desear. Gran parte del personal, desde lo más alto hasta lo más bajo, no ha cumplido un proceso y se la ha contratado porque es gente conocida o tiene algún nexo con las autoridades del ministerio
Zulma Calderón
, titular de la Defensoría de la Salud de la PDH.

La defensora recordó que en mayo de 2016 se denunció que en un plazo de tres meses en dicha entidad la nómina creció de 1.7 millones a 2.4 millones de quetzales. 

Calderón cuestionó por qué la denuncia contra Santizo Ramón prosperó tan rápido cuando la PDH suma varios meses de no ver aprehensiones por las querellas que se han presentado.

  • LEE TAMBIÉN...

"Nosotros hemos presentado denuncias que representan más urgencia por involucrar la muerte de pacientes, pero no hemos obtenido respuesta en varios meses", acotó Calderón al referirse a caso como la carencia de antirretrovirales en el Hospital de Infectología, el montaje de compras para el desvío de fondos en el Hospital de Cuilapa y la muerte de sesis bebés en 2016 por la falta de ventiladores mecánicos en Alta Verapaz.

  • PUEDE INTERESARTE...

22 de junio de 2017, 05:06

cerrar