Galaxy S7: Poderosa cámara, sumergible y 200 GB de memoria

Las novedades de Samsung prometen mejorías en el sistema operativo de sus nuevos modelos móviles. 

Las novedades de Samsung prometen mejorías en el sistema operativo de sus nuevos modelos móviles. 

Samsung presentó en el Mobile World Congress el Galaxys S7 y el S7 Edge, la versión con la pantalla curvada. La marca coreana lideró la venta de smartphones en 2015 y quiere revalidar su hegemonía. 

Aunque su nuevo dispositivo apenas se distingue en diseño respecto a la anterior gama Galaxy S6, su renovación está por dentro y tiene como guía las demandas más comunes de los clientes: una cámara superpoderosa, un procesador más rápido para mover las aplicaciones, una batería más duradera y una carcasa a prueba de agua y de golpes.

Con estas cuatro mejoras, simples pero efectivas, Samsung renuncia esta vez a giros revolucionarios o añadidos técnicos que los usuarios no demandan y que están condenados al olvido a las primeras de cambio como ocurrió con los S4 y S5.

La compañía ha entendido, además, que es de sabios rectificar. Y lo ha demostrado reincorporando al Galaxy S7 y S7 Edge dos características que ya venían en el S5 y que fueron suprimidas, nadie sabe por qué, en los S6. 

La primera es su capacidad de sumergirse en el agua, en este caso hasta un metro y medio de profundidad durante media hora y la resistencia al polvo. La segunda es la capacidad de insertar una tarjeta microSD, de hasta 200GB, gracias a un slot híbrido dual en el que también va insertada la tarjeta SIM. Los nuevos S7 y S7 Edge llegarán al mercado con 32 GB internos, ampliables, y 4 GB de RAM.

En cuanto a la mejora de la cámara, no se basa esta vez en la cantidad de los píxeles, sino en la calidad de los mismos, un 56 por ciento más grandes, que permite hacer fotos un 95 por ciento más brillantes. 

La apertura de cámara aumenta también hasta llegar a f/1.7, superior tanto a la del iPhone 6S que dispone de una apertura máxima f/2.2, como del Samsung Galaxy S6, f/1.9. 

La batería también se refuerza hasta los tres mil miliamperios, en el caso de Galaxy S7 y de tres mil 600 miliamperios en el del Galaxy S7 Edge. Según la marca, con esta batería se puede reproducir durante 13 horas seguidas un vídeo en alta definición, y mantener encendido el teléfono sin cargar para un uso normal de más de un día.

*Tomado de www.elpais.com

21 de febrero de 2016, 13:02

cerrar