Así se prepara el futbolista profesional más veterano del mundo

El futbolista más veterano del mundo quiere conseguir el ascenso a la Tercera División con su equipo Inter Ibiza CD. (Foto: Scoopnest)

El futbolista más veterano del mundo quiere conseguir el ascenso a la Tercera División con su equipo Inter Ibiza CD. (Foto: Scoopnest)

Robert Carmona, el futbolista más viejo del mundo, tiene una preparación diaria para poder jugar a sus 55 años de edad. Desde el año 2014, Carmona ha sido premiado con el Guinness al futbolista activo más veterano de todos.

Sin embargo, no se trata solamente de jugar fútbol sin que la edad juegue un papel importante. Disputar partidos a un alto nivel se complica con el paso de los años y el desgaste del cuerpo. El futbolista uruguayo se entrena diariamente aunque su equipo no lo haga. 

En una entrevista para Infobae, el jugador uruguayo de 55 años contó que corre alrededor de 7 kilómetros diarios cuando tiene que ir al entrenamiento. Y en el tiempo de sus vacaciones, hace bicicleta por 10 o 12 kilómetros al día

Manifiesta que no tiene los recursos para pagar a un preparador físico, pero que sus ganas de entrenar y de superarse son las que lo ayudan a seguir adelante. 

No quiero que digan que me arrastro en la cancha y entrenar es la única forma de estar en óptimas condiciones”, expresó el jugador del Inter Ibiza CD.

El futbolista afirma que podría entrenar junto a Lionel Messi o Cristiano Ronaldo, pero que le costaría ir al mismo ritmo que ellos. Considera que antes los trabajos eran más largos y se basaban principalmente en la fuerza y la potencia. 

Actualmente, los entrenamientos son más cortos y con mayor uso de la pelota. Algo que a Carmona no le agrada, pero que los entrenadores comprenden a la perfección. Es por esto que lo dejan hacer sus trabajos según lo que él considere mejor.

Un chico de 20 o 25 años no sabe que yo puedo ser mentalmente más rápido que él. No me considero superior, pero psicológicamente los sorprendo”, manifestó el uruguayo. 

Además, considera que el hecho de ser mucho mayor que el resto de los futbolistas juega en su favor porque todos esperan que él esté bien para reanudar los partidos. Incluso los árbitros se acercan a él luego de que alguien lo choca o le cometen alguna falta.

Sin embargo, no todo le parece bueno a Carmona. Después de los partidos termina golpeado, pero logra recuperarse rápidamente. Expresa que sus compañeros entrenan muy poco y se pasan más tiempo con los masajistas que dentro de la cancha trabajando. 

También cree que las cosas han cambiado mucho con respecto al momento en que le tocó debutar. “Hoy se depilan las piernas, se arremangan los pantalones, están más preocupados por la música en el vestuario o le envidian los zapatos al rival” comentó el jugador que tiene más de 38 años de carrera profesional.

*Con datos de: Infobae.

28 de mayo de 2017, 11:05

cerrar