Así se realizan los cierres de bares no autorizados en la zona 1

La noche se apodera de la ciudad. El Centro Histórico empieza a ser invadido por las personas que buscan distracción luego de una semana laboral o de estudios. Varios negocios abren sus puertas para recibir a sus clientes.

Sin embargo, en la Municipalidad de Guatemala se reúnen elementos del Juzgado de Asuntos Municipales, Policías Municipales y agentes de la Policía Nacional Civil para iniciar los operativos para cerrar los establecimientos que no cuentan con todas las regulaciones para operar como centros culturales, bares o abarroterías.

El recorrido inicia en la quinta avenida y novena calle de la zona 1. El convoy llega a un nuevo bar, apenas unos cuantos clientes se encuentran en el lugar debido a la fuerte lluvia que afectó el fin de semana la capital. 

Los agentes de la PNC ingresan primero. Registran a las personas que están en el lugar como parte de su rutina. Luego ingresan los elementos de la municipalidad y hablan con la persona que atiende en ese momento y le solicitan la documentación respectiva. Pero no la tiene, entonces empieza el procedimiento de notificación, se sella una rocola que no cuenta con el permiso de regulación de sonido.

Luego de unos 20 minutos, el negocio se cierra. El Juzgado de Asuntos Municipales coloca los sellos en la puerta y una notificación donde se indica que el local no cuenta con la autorización respectiva para operar. 

El procedimiento continúa en una abarrotería ubicada en la sexta calle y quinta avenida. El error, es tener a la venta bebidas alcohólicas y permitir el consumo en ese lugar. Un negocio contiguo nota el operativo y empieza a cerrar, pero es muy tarde pues los agentes se dirigen al lugar para verificar su situación.

El operativo visita un centro nocturno ubicado en la sexta avenida A y 19 calle, pero se constata que sí ha cumplido con la orden de cierre emitida por el Juzgado de Asuntos Municipales. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
El operativo visita un centro nocturno ubicado en la sexta avenida A y 19 calle, pero se constata que sí ha cumplido con la orden de cierre emitida por el Juzgado de Asuntos Municipales. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Al verificar en un listado, se constata que el lugar ya había sido sancionado, pero que se rompieron los sellos y la notificación que anteriormente se había colocado en un anterior operativo. 

Al menos, unos ocho lugares son verificados. La noche lluviosa hizo que varios lugares cerrarán o no abrieran por la falta de clientes. Sin embargo, las abarroterías fueron los lugares que más fueron perseguidos en estos operativos. La mayoría ya han sido sancionadas, pero incumplen con las disposiciones municipales. 

Otros bares que también ya han recibido la orden de cierre, son visitados y al notar la presencia del operativo tratan de imponerse a la ley. Pero al vencer todos los recursos por la vía administrativa, el juzgado de asuntos municipales pasará a actuar de manera penal para ordenar el cierre de esos sitios por los delitos de violación de sellos y desobediencia.

Al preguntar el por qué de estos operativos en el Centro Histórico, los elementos revelan que la zona 1 se ha convertido en una de las más peligrosas debido a la proliferación de los negocios que venden bebidas alcohólicas, pero que también se realizan en otros lugares de la ciudad, como las zonas 4, 9, 10 y 11.

Estos operativos continuarán todos los fines de semana para tratar de erradicar los locales que no cuentan con toda la documentación requerida para operar como bares.

13 de junio de 2016, 06:06

cerrar