El acoso callejero en Guatemala va más allá de un simple piropo

Caminar a prisa, sin ver a nadie, con la mirada fija al frente, intentar pasar desapercibida y un poco temerosa. Es el comportamiento de las mujeres que caminan en las calles de Guatemala.

El Observatorio contra el Acoso Callejero realizó una investigación para conocer cómo se lleva a cabo y en qué condiciones, lugares y frecuencia. Además, no solo se refiere a los “piropos”, ya que existen múltiples formas de acoso.

“La verdad es que para nada es un halago, o un gusto que nos griten y nos digan esas cosas en las calles, es una falta de respeto y nos sentimos ofendidas”, afirman las jóvenes estudiantes que fueron entrevistadas por Soy502.

De las personas encuestadas el 92.4% de personas han sido acosadas y un 7.6% han sido testigos de un incidente de acoso. Los principales resultados indican que en un 95% de los casos la persona acosadora fue hombre y en menor medida, un 5% fue una mujer.

¿En dónde acosan más?

Respecto al tipo de espacios donde ocurre el acoso callejero, sobresalen las avenidas y calles con un 62.9%; mientras que el transporte público representa un 10%; las estaciones de buses un 6.5%; cerca de construcciones un 4.1%; los mercados un 2.9%; le sigue la universidad con un 2.4%, y otro con un 4.1%.

Es muy incomodo subir a un bus y que los hombres aprovechen que van muy llenos para pegarse lo más que puedan a nosotras
Andrea Ramos

Por otra parte, la zona de la Ciudad de Guatemala en donde se reportaron mayor número de casos de acoso callejero es la zona 1, seguida de las zonas 10, 12 y 9.

Se evidencia que el acoso callejero produce sentimientos negativos en la víctima, los porcentajes más altos corresponden a Enojo con 85.3%, Indignación con 75.9%, Frustración con 64.7%, Incomodidad con 62.95, Miedo con 46.5%, e Inseguridad con 45.9%

Estadísticas del Observatorio contra el Acoso Callejero.
Estadísticas del Observatorio contra el Acoso Callejero.

Frecuencia de los incidentes de acoso

Respecto a la frecuencia de los incidentes de acoso, el 10.0% indicó sufrir alguna forma de acoso una vez al día, el 36.5% sufrir alguna forma de acoso varias veces al día, seguido por un 26.5% con 2 a 3 veces por semana.

El 95% de las víctimas dice estar interesada en iniciar una acción judicial, mientras que el 5% dijo que no lo haría. 

El Observatorio recomienda buscar el replanteamiento de la penalización de esta forma de violencia, pues más allá de privar a los acosadores de su libertad y multarlos buscan la rehabilitación del victimario a través de la educación y la concientización.

06 de junio de 2016, 09:06