Así se vivió el 1 de noviembre en Sumpango, Santiago y Todos Santos

El 1 de noviembre es el día que muchas familias toman para visitar los cementerios y recordar a las personas que ya han partido hacia el descanso eterno. Otras aprovechan para volar barriletes, comer fiambre y dulces propios de la época.

Pero los lugares más atractivos durante esta fecha se encuentran en Sacatepéquez y Huehuetenango.

Los municipios de Sumpango y Santiago Sacatepéquez son los escenarios principales para observar el levantamiento de barriletes gigantes que diversos grupos juveniles de artesanos realizan con muchos meses de anticipación.

En Sumpango, el festival tiene lugar en el campo de fútbol municipal. Los visitantes pueden observar las gigantescas estructuras de papel de China con diseños multicolores y mensajes que buscan hacer una reflexión en quienes los vean.

Un grupo de jóvenes trata de elevar un barrilete y corre por el campo de fútbol de Sumpango. (Foto: Carlos Duarte/Nuestro Diario)
Un grupo de jóvenes trata de elevar un barrilete y corre por el campo de fútbol de Sumpango. (Foto: Carlos Duarte/Nuestro Diario)

También se lleva a cabo un concurso de elevación de barriletes, los cuales miden de uno hasta cinco metros. Algunos logran elevarse y contrastar sus colores en el cielo.

Mientras que en Santiago Sacatepéquez, la festividad se realiza en el cementerio municipal. Desde horas de la madrugada, los participantes empiezan a armar las estructuras de bambú y con los primeros rayos del sol colocan el papel.

Cerca de las 9:00 de la mañana empiezan a levantar los barriletes para que los lugareños y visitantes admiren las creaciones.

Una mujer visita la tumba de un familiar mientras se lleva a cabo el festival de barriletes en Santiago Sacatepéquez. (Foto: Cecilia Vicente/Nuestro Diario)
Una mujer visita la tumba de un familiar mientras se lleva a cabo el festival de barriletes en Santiago Sacatepéquez. (Foto: Cecilia Vicente/Nuestro Diario)

Por su lado, en Todos Santos, Huehuetenango, tiene lugar la tradicional Carrera de Cintas, también llamada Juego de Gallos.

Es un acto muy importante para los habitantes de esta comunidad, ya que su origen se remonta a la época de la Conquista.

Un jinete de la Carrera de Cintas sangra tras haberse caído de su caballo durante el evento que se realiza en Todos Santos, Huehuetenango. (Foto: Ronald López/Nuestro Diario)
Un jinete de la Carrera de Cintas sangra tras haberse caído de su caballo durante el evento que se realiza en Todos Santos, Huehuetenango. (Foto: Ronald López/Nuestro Diario)

Los jinetes cabalgan por unas 10 horas por una calle de terracería que conduce hasta el cementerio de la localidad. El circuito se encuentra asegurado con bardas para evitar que un curioso se atraviese en le camino de los participantes.

Existen dos teorías sobre el origen de esta celebración. Algunos la relacionan con el escape del pueblo Mam de los conquistadores y el robo de sus caballos; otros, con un rito de purificación del suelo con el sacrificio de varios gallos que derraman su sangre sobre el terreno.

  • TE PUEDE INTERESAR:

01 de noviembre de 2017, 20:11

cerrar