Astronautas a salvo después de evitar colisión con basura espacial

Cosmonautas de la Estación Espacial Internacional (EEI), el estadounidense Scott Kelly (izquierda) y los rusos Gennady Padalka (c) y Mikhail Kornienko se refugiaron durante casi una hora. (Foto: EFE)

Cosmonautas de la Estación Espacial Internacional (EEI), el estadounidense Scott Kelly (izquierda) y los rusos Gennady Padalka (c) y Mikhail Kornienko se refugiaron durante casi una hora. (Foto: EFE)

Tres integrantes de la Estación Espacial Internacional (EEI) se vieron obligados a refugiarse durante casi una hora ante el peligro que suponían unos escombros de un antiguo satélite ruso meteorológico que navegan por el espacio, informó este jueves la NASA.

Los restos se acercaban a la estación espacial a una velocidad de más de 12.8 kilómetros por segundo, ante lo que se indicó a los tres astronautas que se encontraban allí que buscasen refugio.

Los astronautas se refugiaron en la cápsula Soyuz, amarrada a la EEI, listos para abandonar la estación ante una posible colisión, algo que finalmente no sucedió. Los tres hombres tardaron aproximadamente una hora en regresar a la normalidad.

"Los restos del satélite ruso han pasado de largo de la EEI de forma segura. Se ha ordenado a la tripulación el retorno a la EEI", indicó la NASA en su cuenta de Twitter.

Fotografía tomada desde fuera de la estación espacial. (Foto: NASA)
Fotografía tomada desde fuera de la estación espacial. (Foto: NASA)

Los tres astronautas que se encuentran en la EEI son el estadounidense Scott Kelly y los rusos Mikhail Kornienko y Gennady Padalka.

Se trata de la cuarta vez en los 15 años que la EEI lleva operativa en la que se debe tomar este procedimiento de precaución, indicó la NASA.

"Contento de que no hubiese impacto. Buena coordinación con los equipos internacionales en la Tierra. Excelente entrenamiento", indicó Kelly en su cuenta de Twitter después de abandonar la cápsula.

La NASA estima que puede haber alrededor de medio millón de piezas de basura espacial que pueden suponer una amenaza para naves como la EEI.

17 de julio de 2015, 19:07

cerrar