Una atleta corrió los 3 mil metros sin un zapato, ¡y pasó a la final!

La etíope Etenesh Diro protagonizó una de las anécdotas más curiosas de los Juegos Olímpicos tras correr una buena parte de la prueba de tres mil metros…¡con un solo zapato!

La corredora africana encabezaba al grupo cuando un tropiezo general provocó que se le saliera parcialmente el zapato. Para no perder tiempo, Diro decidió quitárselo y dejarlo allí, y así continuó la carrera. Al poco tiempo volvió a detenerse, para quitarse el calcetín. 

Increíblemente, Etenesh logró quedar en el séptimo lugar, aunque eso no le alcanzaba para pasar a la final. Sabiendo eso, se lanzó a llorar desconsolada cuando pasó la meta, sin saber que poco tiempo después recibiría buenas noticias. 

Su equipo apeló para que la admitieran en la final del lunes, por lo que los jueces analizaron lo sucedido y finalmente se decidieron en su favor: Diro podrá competir por la medalla el 15 de agosto, y esta vez lo hará con los dos zapatos (o con ninguno, como prefiera). 

13 de agosto de 2016, 13:08

cerrar