Gesto de oro: Atletas fueron clasificadas a la final por compañerismo

El Comité Olímpico Internacional confirmó que Nikki Hamblin y Abbey D'Agostino estarán el viernes en la final de los 5 mil metros, a pesar de haber entrado últimas en la clasificación.

La neozelandesa y la estadounidense protagonizaron uno de los momentos más emotivos en lo que va de los Juegos Olímpicos, y no pasaron desapercibidas para los jueces.

  • LEE TAMBIÉN:

Hamblin y D'Agostino se cayeron en plena carrera, con peores consecuencias para la primera. En lugar de continuar con su camino, la norteamericana ayudó a levantar a su rival para que continuaran el camino.

Más adelante, fue D'Agostino quien se desplomó por un dolor en la rodilla, y Hamblin le devolvió el gesto: esperó a que se recuperara para seguir.

POR SI NO LO VISTE:

Como era lógico, ambas atletas quedaron en las últimas posiciones. Tras llegar a la meta, se abrazaron cariñosamente antes de que D'Agostino fuera retirada en silla de ruedas. La actitud de ambas agradó a los jueces, que determinaron que podrán competir el viernes en busca de las medallas.

Esta no es la primera vez que sucede algo así en estos Juegos de Río: el fin de semana, la etíope Etenesh Diro perdió un zapato cuando iba líder de los tres mil metros, por lo que terminó la carrera con un pie descalzo. Al llegar séptima, lloró desconsoladamente por quedar fuera de la final, sin saber que los jueces tomarían la decisión de permitirle luchar por las medallas.  

AQUÍ LA NOTA

17 de agosto de 2016, 13:08

cerrar