Aunque Dios no exista

El concepto de Dios y sus implicaciones ha influido de manera decisiva en la historia de la humanidad. (Foto: peporespuestas.blogspot)

El concepto de Dios y sus implicaciones ha influido de manera decisiva en la historia de la humanidad. (Foto: peporespuestas.blogspot)

La existencia de Dios ha servido a lo largo de la historia. Sin hacer discusión teológica o metafísica, debemos aceptar que la existencia de Dios ha sido un factor importante en la evolución de las instituciones sociales

Los evidentes sucesos provocados a lo largo de los siglos por la existencia de Dios nos llevan desde guerras hasta revoluciones político-económicas de gran envergadura. 

Es así como la Reconquista, por ejemplo, tiene una raíz de guerra religiosa. La Revolución Industrial, por su parte, también es una hija de la Reforma Protestante y las enseñanzas de Lutero y Calvino en los años finales de la Edad Media. 

Muchas de nuestras normas de conducta actuales fueron incorporadas a las legislaciones por copia de principios o reglas religiosas. El "no matarás" y "no robarás" están incorporados en los 10 Mandamientos de Moisés.  El sistema de gobierno de jueces, retomado modernamente por John Locke, está incorporado en los escritos bíblicos y también se deja claro las consecuencias de un gobierno de reyes, muy actual, que es un tema que encontramos en los científicos políticos de la Ilustración. 

La Reforma Protestante, iniciada por Martín Lutero, derivó en cambios sociales y económicos profundos en los países que abandonaron el catolicismo.
La Reforma Protestante, iniciada por Martín Lutero, derivó en cambios sociales y económicos profundos en los países que abandonaron el catolicismo.

El concepto de igualdad ante la ley, gobierno limitado y libertad del individuo, son conceptos que se incorporan a la sociedad por la Reforma Protestante. Así los países luteranos y calvinistas -Holanda, Alemania, Suiza- empiezan a cambiar sus reglas políticas y permiten que 200 años después de incorporados, dichos conceptos empiecen a dar como fruto la revolución más importante de la historia. Se eleva el nivel de vida, la expectativa de vida prácticamente se duplica, se convierten esos países y quienes los imitan -Inglaterra, por ejemplo- en focos de desarrollo. Se da origen a la Ilustración, el progreso y hasta las vacaciones. La Revolución Industrial surge en los países que cambiaron su visión de Dios y adaptaron luego sus reglas políticas. 

Impresionante. Como se ve, no necesitamos la discusión teológica sobre su verdadera existencia y los cuestionamientos de fe para ver que la noción de Dios en la vida del ser humano es un vehículo para cambios sociales muy importantes

Claro, muchas veces, el cambio es negativo y se retrocede o cometen atrocidades, no lo niego. El ser humano es complejo y los procesos de la vida en sociedad llevan muchos años para ser concretados. 

Así que aunque usted no crea en Dios, hay mucho hoy que se le debe a su existencia, aunque sea ficticia para algunos...

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502

19 de marzo de 2014, 22:03

cerrar