Una bala perdida casi le quita la vida, pero nunca le quitó sus sueños

Un día te levantas, dejas tu casa para realizar tus actividades diarias y no te imaginas que será la última vez que lo hagas por tus propios medios.

Andrea Alejandra Toc, es una joven de 19 años que vio truncados sus sueños hace ocho años, cuando una bala perdida la dejó sin poder movilizarse.

  • POR SI NO LO LEÍSTE:

Según le relata Andrea a Soy502; ella, su hermano y su mamá, recién habían dejado el colegio cuando unos hombres en una motocicleta le dispararon a una señora que falleció en el lugar, y una de las ocho balas perdidas se alojó en la espalda de Andrea, dejándola tendida en el suelo. El informe médico indica que sufre de cuadriplejia, (un tipo de lesión en la médula espinal). 

“Después del accidente, no podía mover más que mis ojos, antes era una niña muy activa que salía y jugaba todas las tardes y me volví completamente dependiente de mis padres y mi familia”, afirma Andrea quien entró a Fundabiem en 2009 con mucha esperanza y buena actitud para poder hacer cambios en su nueva vida.

Andrea participó en varias teletones donde dar entrevistas y contar su historia de vida, hizo que se diera cuenta que había encontrado su vocación, (ser periodista). La pequeña continuó con sus estudios y logró graduarse del colegio gracias a sus buenas calificaciones y apoyo del centro educativo.

Gracias a las terapias que recibió en la fundación, Andrea recuperó sus primeros movimientos, también aprendió a pintar y a tener movilidad en su mano derecha con la que ahora ha logrado pintar algunos cuadros.

Ante todas las adversidades podemos sacar siempre algo positivo y debemos tener buena actitud ante la vida para que de allí vengan los cambios
Andrea Toc
, estudiante universitaria

Su perseverancia y las ganas de vivir, han logrado que Andrea actualmente curse el segundo año de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Mesoamericana y en un futuro, quiere ser locutora y reportera para hacer investigaciones. Con la ayuda de su tableta, puede hacer sus apuntes y exámenes en línea.

“Me gusta leer, pintar e ir a la universidad para poder tener en un futuro no muy lejano, un trabajo y ayudar a mi familia”, afirma con una sonrisa en el rostro y una mirada de esperanza.

14 de julio de 2016, 16:07

cerrar