Balance del 2013 y los mejores deseos para el 2014

Así amanece en la cima del Acatenango y así se ve la cumbre del Volcán de Agua: una vista magnífica que bien podemos llevar en la retina para esperar, con ilusión, la llegada del 2014. (Foto: Mauricio Elgueta, mauriciophotos.blogspot.com)

Así amanece en la cima del Acatenango y así se ve la cumbre del Volcán de Agua: una vista magnífica que bien podemos llevar en la retina para esperar, con ilusión, la llegada del 2014. (Foto: Mauricio Elgueta, mauriciophotos.blogspot.com)

Los guatemaltecos tenemos una irremediable vocación por el fatalismo: tendemos a ver nuestras perspectivas en negro.  Abrumados por la dimensión de nuestros problemas, solemos magnificarlos y en el proceso, nos condenamos al fracaso. 

Pareciera que disfrutamos castigarnos y esa no es forma de recibir el Año Nuevo. Permítanme entonces llevar la contraria y hacer acopio de optimismo para abrazar la llegada del 2014.

Con todos sus bemoles, en términos generales 2013 fue un buen año y el 2014 viene cargado de decisiones trascendentales para la vida nacional. De nosotros depende aprovechar el momento para empujar al país hacia delante.

3.4
%
Crecimiento de la economía de Guatemala
Banguat

¿Qué me anima a decir que el 2013 fue bueno? Para comenzar, los números, no las percepciones que en la ecuación de la vida nacional, ya se convirtieron en constantes negativas.

Puede que cada uno de nosotros haya tenido diferentes experiencias en su profesión o negocio, pero lo cierto es que la economía de Guatemala creció un 3.4%. En Centroamérica, sólo Nicaragua superó esa cifra por un punto porcentual: El Salvador y Honduras están en bastante peor situación. Costa Rica se quedó con un crecimiento del 3%, muy por debajo de sus propias expectativas y con un abultado déficit que lastra las posibilidades del país a futuro. Panamá sí está en otra liga, con crecimientos potentes y sostenidos superiores al 6%, pero ese es caso aparte.

Hay sectores de la economía a los que les fue muy bien. Por primera vez en muchos años el sector agrícola tuvo repunte de crecimiento del 5%. El año cerró con cifra récord de remesas (alrededor de Q5 mil millones según las proyecciones del Banguat) y el sector tecnológico celebró muchas buenas noticias, desde premios internacionales en el desarrollo de aplicaciones móviles, hasta el crecimiento de la conectividad con el internet y la creación de empleos.

El alcalde de Antigua, Adolfo Vivar, fue capturado en 2012 pero sigue en prisión, esperando proceso (Foto: Nuestro Diario).
El alcalde de Antigua, Adolfo Vivar, fue capturado en 2012 pero sigue en prisión, esperando proceso (Foto: Nuestro Diario).

En términos políticos el año fue turbulento y nos presentó un desfile de escándalos por corrupción, lo cual ya es costumbre.  La diferencia es que esta vez al menos algunos alcaldes otrora poderosos, como Aldolfo Vivar de Antigua o Arnoldo Medrano de Chinautla, se han visto acorralados por la justicia.

El alcalde de Chinautla, Arnoldo Medrano, se quedó si inmunidad y enfrenta varios cargos. (Foto: Nuestro Diario).
El alcalde de Chinautla, Arnoldo Medrano, se quedó si inmunidad y enfrenta varios cargos. (Foto: Nuestro Diario).
 

Este fue también el año en que el hombre más buscado de Guatemala, Roberto Barreda, al fin fue detenido y procesado por la desaparición y muerte de su esposa, Cristina Siekavizza.

Roberto Barreda sigue encarcelado mientras el proceso penal se dilucida. (Foto:Archivo/Soy502)
Roberto Barreda sigue encarcelado mientras el proceso penal se dilucida. (Foto:Archivo/Soy502)

También fue el año del juicio por genocidio, un acontecimiento que  sin duda seguirá generando consecuencias en los meses por venir, sobre todo porque en 2014 tendremos elecciones en la Fiscalía General, Salas de Apelaciones y Corte Suprema. De cara a esos procesos es donde encontramos los mayores riesgos y oportunidades. ¿Cómo vamos a encarar el futuro? ¿Dominados por el miedo o con la convicción de que hay que erradicar a las mafias, cualquiera que sea su apellido?

La tendencia a la baja en el número de muertes violentas se mantuvo. Esto es motivo de celebración porque hubo meses muy violentos en el año en que se pensó que el descenso podía revertirse.
Dina Fernández
, columnista

Analizar la información más concreta disponible y exigir resultados seguirá siendo crucial para los ciudadanos en 2014. Importante es reconocer que pese al aumento de violencia que vimos en varios meses de 2013, el año terminó con un leve descenso de un punto porcentual en la tasa de muertes violentas, según el monitoreo del centro de investigación independiente CABI.

Algunos dirán que el logro es insignificante, dado que el número de homicidios sigue siendo intolerablemente alto. Es cierto, pero al menos no se revirtió la tendencia hacia la baja que se viene registrando desde hace ya más de tres años y que ojo, empezó en el gobierno anterior y éste ha sostenido.

En un país como el nuestro, que vive en el filo, eso es motivo para celebrar.  De mi parte, alzo mi copa y les deseo un año de paz, prosperidad y sueños cumplidos. ¡Bienvenido 2014! 

29 de December de 2013, 12:12 PM

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502

29 de diciembre de 2013, 12:12

cerrar