Barça, Atlético y Real Madrid, penúltima etapa de su pulso por la Liga

Uno de los ojos estará en el partido entre Barcelona y Espanyol, Real Madrid y Atlético deberán de ganar y esperar un "pinchazo" del Barsa. (Foto: Archivo) 

Uno de los ojos estará en el partido entre Barcelona y Espanyol, Real Madrid y Atlético deberán de ganar y esperar un "pinchazo" del Barsa. (Foto: Archivo) 

Los aficionados de la Liga española se mantienen expectantes de la penúltima jornada de la Liga española, clave en la carrera por el título entre el Real Madrid, el Atlético y el Barcelona, que podría proclamarse campeón.

Sobre el papel, el Barcelona, líder con 85 puntos, sigue siendo el mejor colocado para renovar su título liguero, ya que está por delante del Atlético, con el que está empatado a puntos, pero tiene mejor diferencia goles, y tiene un punto de ventaja sobre el Real Madrid, con 84 puntos.

Dos victorias en las dos últimas jornadas del campeonato le asegurarían el título, pero el Barça afronta el domingo un difícil derbi catalán contra sus vecinos del Espanyol en el Camp Nou (a las 9 de la mañana hora de Guatemala).

A pesar de que el club "Perico" acaba de ser comprado por un ambicioso grupo chino, todavía hay un mundo entre los dos conjuntos y el gigante azulgrana se ha impuesto ampliamente en los últimos años en sus enfrentamientos.

Sin embargo, en la penúltima jornada de la temporada 2006-2007 se produjo la gran sorpresa: el delantero del Espanyol Raúl Tamudo marcó un doblete para en el Camp Nou arrancando un empate 2-2 que privó al Barcelona del título.

El famoso "Tamudazo" sigue vivo en la memoria de los "culés" que esperan no repetir escenario el domingo.

"Sabemos que será difícil hasta el final", decía el técnico barcelonista, Luis Enrique, el pasado fin de semana, aunque mostrándose optimista: "el título de campeón de la Liga está cada vez más cerca", añadía.

De hecho, el Barça es el único de los tres clubes de cabeza que podría proclamarse campeón el domingo, para lo que tiene que ganar, que el Atlético pierda y el Real no gane al Valencia.

No obstante, los dos clubes madrileños no están dispuestos a rendirse después de haberse vuelto a acercar al Barça contra todo pronóstico y esperan un eventual patinazo del líder.

Y la perspectiva de disputar la final de la Liga de Campeones el 28 de mayo en Milán puede dar un nuevo vigor a Atlético y Real Madrid, a pesar de su derroche de energía en medio de la semana para clasificarse.

El club "colchonero" tiene, en principio, el partido más fácil el domingo (a las 9 de la mañana hora de Guatemala) cuando visitará al farolillo rojo, el Levante, que ya está matemáticamente descendido.

"A todo el mundo le gusta jugar esos momentos en que hay mucha tensión por la Liga, por la Liga de Campeones", dijo el jueves Antoine Griezmann, autor del gol que dio el pase a la final de Champions al Atlético frente al Bayern de Munich (1-0, 1-2).

En cuanto al Real Madrid, que eliminó el miércoles al Manchester City (0-0, 1-0), recibe al Valencia, ( a las 9 de la mañana hora de Guatemala) un equipo que ya no se juega nada.

El técnico merengue Zinedine Zidane probablemente no podrá contar con su atacante galés Gareth Bale ni con su portero Keylor Navas, que se lesionaron en la rodilla y en el pie, respectivamente, contra el City.

Pero, Zidane, animado por la perspectiva de disputar su primera final europea como entrenador, no deja de repetir estos días que la Liga está al alcance del Madrid, a pesar de que debería esperar sendos patinazos de sus dos competidores.

"Todo puede pasar. Vamos a creer hasta el final", resumió el técnico francés.

08 de mayo de 2016, 06:05

cerrar