Barça inicia la Copa del Rey sin poder ganar a un equipo de Segunda B

El momento de felicidad que vive el Villanovense desde que el sorteo copero le emparejara con el Barcelona tuvo su continuidad hoy al empatar a cero frente a un rival sin estrellas, en el que los suplentes no lograron un resultado acorde con la distancia que les debe separar de un Segunda B.

Debido a las lesiones y a las rotaciones, el equipo azulgrana se presentó en Extremadura sin el tridente y sin otros pesos pesados del equipo como Iniesta, Busquets, Mascherano o Piqué, para disgusto de los aficionados locales.

El técnico azulgrana, Luis Enrique, desplazó a cuatro canteranos, el máximo que le permite la norma, y sacó una alineación casi irreconocible, sobre todo de medio cambio hacia arriba.

Masip y Douglas volvieron a la titularidad casi un año después y Bartra fue el único que repitió en el once.

Estoy satisfecho con el rendimiento de mis futbolistas, que han tenido menos minutos y eso nunca es fácil
Luis Enrique
, DT Barcelona
El Villanovense, que llegaba a esta cita con la historia en un buen momento, con dos victorias en casa y un empate de calidad en Mérida, presentó prácticamente a su equipo de gala, aunque no pudo contar por lesión con Súper, Javi Zafra y Carlos Ándujar por lesión.

Un par de cabalgadas del camerunés Kaptoum fue lo único incisivo del Barcelona en la primera parte, en la que jugó con un ritmo cansino, rondó el área, pero las mejores ocasiones fueron locales.

En el último cuarto de hora, el Villanovense se desmelenó, entró por las bandas, superó en agresividad a su rival y mereció marcar en un remate de cabeza de Javi Sánchez al larguero, a cuatro del descanso.

Los gritos de "¡sí se puede!" de la afición extremeña resumieron las sensaciones que habían dejado en el campo unos y otros, con un Barcelona que no tiró entre los tres palos.

28 de octubre de 2015, 16:10

cerrar