Un Barça lleno de errores cae por sorpresa contra el Celta de Vigo

Un Barcelona que se olvidó de cómo jugar al fútbol perdió en casa del Celta de Vigo por 4-3, y se llevará muchísimas críticas durante la semana.

Con el empate del Real Madrid, el club azulgrana tenía la oportunidad de ponerse líder solitario si ganaba, pero terminaron por hacer un partido desastroso. 

La situación se complicó desde el minuto 22’, cuando un arriesgado pase de Marc André Ter Stegen a Sergio Busquets terminó en el primer gol del Celta

Al 31’, una defensa totalmente descolocada fue víctima de un contragolpe y un remate perfecto de Iago Aspas. Dos minutos después, Jeremy Mathieu interceptó un centro y lo metió en su propio arco para el 3-0.

En el segundo tiempo llegó la esperanza, gracias a un gol de cabeza de Gerard Piqué al 58’ y un penal de Neymar al 64’. El Barça comenzó a jugar mejor y Balaídos temía el empate, hasta que Ter Stegen arregló el partido para el Celta. 

El arquero alemán recibió una pelota en su propia área y no vio venir al chileno Pablo Hernández, que marcó un gol de lo más cómico (y fue sin querer) que veremos en toda la liga. 

Sin esperanza, Gerard Piqué, el mejor jugador del Barça en el partido, puso el 4-3 al 86’, lo cual todavía le dio impulso para buscar el empate al Barça.

El propio defensa tuvo la última oportunidad con un cabezazo que se fue cerca, pero todo quedó en una dolorosa derrota, que deja a los muchachos de Luis Enrique en el cuarto puesto de la liga, por detrás del Atlético, Real Madrid y Sevilla

02 de octubre de 2016, 15:10

cerrar