Iniciar sesión con Facebook

Barcelona dejó escapar su ventaja en casa y empató con el Deportivo

El Barcelona se despidió de la Liga antes de viajar a Japón para disputar el Mundial de Clubes con un inesperado empate (2-2) en el Camp Nou, ante un Deportivo que comprometió el liderato de los azulgranas al igualar un partido que perdía por 2-0.

Sin dar ni una sola patada de más y en una gran segunda mitad, el conjunto gallego puso algo más de emoción al campeonato y confirmó, en el mejor escenario posible, que es uno de los equipos revelación de la temporada.

Y eso que la primera parte fue totalmente azulgrana. El Barça, eso sí, necesitó 38 minutos para doblegar la resistencia de los deportivistas. Y lo logró, cómo no, a través de Messi, que ejecutó magistralmente un libre directo desde la frontal para hacer inútil la estirada de Lux.

Hasta el 1-0, los locales lo habían intentado en media docena de aproximaciones a la meta visitante. O Messi o Luis Suárez aparecieron en todas ellas. El argentino puso a prueba al portero del Depor en un par de disparos. El uruguayo, en cambio, parecía tener desviado el punto de mira.

El Depor, pese al esperado dominio local, aguantó bien la primera mitad. La pasada campaña, en el último partido del curso, visitaba el Camp Nou en busca de la salvación. Esta temporada, en cambio, ha dejado de transitar por la cornisa del descenso con un fútbol muy solido que le hace mirar a Europa.

El árbitro anuló un gol a Luis Suárez por un riguroso fuera de juego a Messi se le escapó el segundo en una jugada personal y Rakitic por fin pudo hacer el 2-0 en un disparo seco desde la frontal.

Quedaba media hora por disputarse y el Barça parecía tener controlado el encuentro. Nada más lejos de la realidad. La entrada de Cardoso para jugar los últimos veinte minutos revolucionó el partido.

Una vaselina suya pegaba en el travesaño y el rechace era aprovechado por Lucas Pérez, cuyo tanto no subiría al marcador por fuera de juega.

En la jugada siguiente, el goleador del Depor no perdonó y definió bien tras recibir una balón entre líneas de Cardoso para encadenar su sexto partido seguido marcando.

Quedaban trece minutos para el final, pero el equipo coruñés no se paró ahí. El Deportivo era un vendaval. Y en el Barça, Messi hacía muchos minutos que andaba desaparecido, Mascherano y Mathieu sufrían en cada ofensiva visitante y el centro del campo azulgrana empezaba a romperse por un agotado Busquets.

Cardoso y Fayçal lo volvería a intentar sin ver puerta antes de que Bergatiños recibiera dentro del área y cruzara el balón para hacer el tanto del empate a falta de cinco minutos para el final.

No hubo reacción en el conjunto azulgrana. Huérfano del lesionado Neymar, su jugador más en forma, y con Messi ya desconectado, fue incapaz de encontrar el tercero. El Barça sumó así su tercer empate en ocho días.

 

12 de diciembre de 2015, 11:12

cerrar