El Barcelona sufrió pero ganó en Alemania gracias a Gerard Piqué

El Barcelona sufrió, corrió demasiado, y de alguna forma ganó en casa del Borussia Mönchengladbach. Hay que decir que hubo una inmensa diferencia entre la primera parte y la segunda. 

El Barça estuvo irreconocible de entrada, y la mayor parte del tiempo estuvo corriendo desesperadamente hacia atrás debido a los contragolpes de los alemanes. Raffael, el brasileño que tuvo que salir después por lesión, fue una pesadilla para la defensa azulgrana. 

El gol del Mönchengladbach llegó gracias a una grave pérdida de balón de Sergio Busquets y un contragolpe perfectamente ejecutado por los alemanes. Thorgan Hazard, hermano menor de Eden, ponía al Borussia Park en euforia total. 

El Barcelona salió mucho mejor tácticamente para la segunda parte, por lo que apenas sufrió en defensa. Así, tuvo tiempo para armar el gol del empate, cortesía del recién ingresado Arda Turan. El turco recibió una asistencia de Neymar y definió ante el arquero gracias a su potencia. 

Poco después llegaría el de la victoria, gracias a un error del arquero suizo Yann Sommer. En una jugada preparada de córner, Neymar le mandó el balón a Luis Suárez, que remató. El portero dejó allí el rebote y Gerard Piqué aprovechó. 

Con el marcador a su favor, el Barcelona controló el partido hasta que llegó el final, siempre con el miedo de un Mönchengladbach que nunca se rindió. En el otro partido del grupo, el Manchester City empató 3-3 en un duelo loco contra el Celtic, por lo que Luis Enrique y sus muchachos tomaron el liderato en solitario. 

28 de septiembre de 2016, 15:09

cerrar