Barrondo: "Pensé en abandonar la prueba pero por la gente no lo hice"

Los últimos 14 kilómetros fueron un "martirio" para el marchista guatemalteco, Erick Barrondo, quien pensó en cada vuelta (desde la sexta a la 20) abandonar la prueba, tras quedar lejos de los primeros, y mejor cuidarse para los 50 kilómetros del próximo viernes.

"Terminé por honor y respeto a la gente. En cada vuelta lo pensé mucho, pero no podía abandonar", expresó Barrondo, tras la competencia en la cual terminó en el puesto 50, de 74 competidores, con un tiempo de 1 hora, 27 minutos y un segundo. 

Atrás, llegó el otro guatemalteco, José Raymundo, en la posición 56, con tiempo de 1:29:07. El atleta de Quiché finalizó la prueba con tres vómitos sobre el asfalto, por el desgaste físico. 

"Me voy tranquilo porque di todo lo que podía, no sólo hoy, también muchos meses atrás con las jornadas de entreno", contó Raymundo. 

A pesar del resultado, los gritos de "vamos Erick" no se desvanecieron a un costado del Circuito Pontal, ubicado frente a las bellas playas del atlántico brasileño. Varios guatemaltecos, entre ellos, las deportistas Ana Sofía Gómez y Valerie Gruest fueron a apoyar a los marchistas.

Barrondo mantuvo el paso con el pelotón de punteros, hasta el kilometro 7, promediaba unos 8 minutos, por cada dos kiómetros, hasta que perdió el paso y llegó a terminar los dos kilómetros en nueve minutos y medio. 

Su gesto de malestar era evidente, en su trayecto observaba a los rivales pasar y resoplaba, le llegaron a sacar dos vueltas. Dramático fue el momento en el cual el chino Zhen Wang, ganador de la prueba (1:19:14) cruzó la meta, el guatemalteco pasó por un costado. 

Tras el final de la prueba, no se escondió ni dio excusas, reconoció que no fue "su día" y conversó con todos los medios que lo abordaron. Minutos antes abrazó y besó a su esposa y también marchista Mirna Ortiz. 

Sin embargo, también dejó ver que no fue el mejor año para él. Una lesión en la espalda lo complicó unos meses. "Todo atleta dirá que está al 100 por ciento y así me siento, aunque no lo esté por dentro y ni lo sepa", enfatizó. 

¿Qué viene? "Ponerme en manos de los fisioterapeutas para recuperarme en lo físico y ver la estrategia con el profe para los 50 kilómetros"; finalizó Barrondo. 

El próximo viernes 19 de agosto, saltará de nuevo al asfalto junto con sus compañeros Mario Bran y Jaime Quiyuch. 

El dato curioso de la jornada la dio el dueño de la marca olímpica, Ding Cheng, de China, quien llegó en el puesto 39, con tiempo de 1:23:54. Cheng ganó el oro en Londres 2012, por delante de Erick Barrondo. 

12 de agosto de 2016, 16:08

cerrar